Drama

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4908 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA COMUNIDAD

LA FAMILIA

LA AMISTAD

LA COMUNICACIÓN

LA PEQUEÑA LUCIERNAGA.
Había una vez una comunidad de luciérnagas que vivía en el interior
del tronco de un altísimo lampati, uno de los árboles más
majestuosos y viejos de Tailandia. Cada anochecer, cuando todo se
quedaba a oscuras y en silencio y sólo se oía el murmullo del cercano
río, todas las luciérnagas abandonabanel árbol pan llenar el cielo de
destellos. Jugaban a hacer figuras con sus luces bailando en el aire
para crear un sinfín de centelleos luminosos más brillantes y
espectaculares que los de un castillo de fuegos artificiales.
Pero entre todas las luciérnagas que habitaban en el lampati, había
una muy pequeñita a la que no le gustaba salir a volar.
—No, no, hoy tampoco quiero salir avolar —decía todos los días la
pequeña luciérnaga—. Id vosotros que yo estoy muy bien en casita.
Tanto sus abuelos, como sus padres, hermanos y amigos, esperaban
con ansiedad a que llegara la noche para salir de casa y brillar en la
oscuridad. Se lo pasaban tan bien que no comprendían cómo la
pequeña luciérnaga no les acompañaba nunca. Le insistían una y otra
vez para que fuera con ellasa volar, pero no había manera de
convencerla. La pequeña luciérnaga siempre se negaba.
— ¡Qué no quiero salir a volar! —Repetía la pequeña luciérnaga—.
¡Mira que sois pesados, eh!

Toda la comunidad de luciérnagas estaba muy preocupada por la
actitud de la pequeña.
—Hemos de hacer algo con esta hija —decía su madre angustiada—.
No puede ser que la pequeña no quiera salir nunca decasa.
—No te preocupes, mujer —añadía su padre intentando calmarla—.
Ya verás como todo se arregla y cualquier día de éstos sale a volar
con nosotros:
Pero pasaban los días y la pequeña luciérnaga seguía encerrada sin
salir de casa.
Un anochecer, cuando todas las luciérnagas habían salido a volar, la
abuela luciérnaga se acercó a la pequeña y le preguntó con toda la
delicadezadel mundo:
— ¿Qué te sucede, mi pequeña niña? ¿Por qué nunca quieres salir de
casa? ¿Cuál es la razón por la que nunca quieres venir a volar e
iluminar la noche con nosotros?
— No me gusta volar —respondió la pequeña luciérnaga.
—Pero ¿por qué no te gusta volar ni mostrar tu luz? —insistió la
abuela.



La familia
 A lo lejos se ve caminar a la familia Smith, si no se lesconociera se podría decir que vienen de un funeral, caras largas, meditabundos, tratando de no cruzar palabra o interactuar lo mínimo posible con cualquier otra persona; algunas personas podrían juzgarlos de antisociales, y no se les puede culpar, la gente tiende a ser prejuiciosa de lo que no entiende, pero esta familia, como todas las familias, tiene una historia, una razón por la que son lo queson, y ésta, es la historia de ellos.
El matrimonio era idílico, un cuento de hadas para niñas lleno de cariño, amor y todas esas cosas que alimentan los sueños de las pequeñas niñas justo antes de ir a dormir, en el que la princesa encuentra su príncipe azul y son felices por siempre jamás; desde luego, y como era de esperarse, eran blanco de las envidias de algunos vecinos y familiares, pero esono detuvo nunca a Ian y a Ellen de vivir su historia fantástica juntos.
Al año siguiente de su matrimonio, nació un pequeño niño, lo llamaron Monty, en honor al apellido de soltera de Ellen, era el gran orgullo de Ian, fuerte y saludable, inteligente para su corta edad y lleno de vida, todos los domingos salían a pasear al parque los tres, y Ian se desvivía por atender a Monty, por
jugar conel y demostrarle todo su amor. Compraban algodones de azúcar, globos, corrían por los verdes pastos, y cuando estaban cansados un delicioso helado de crema con una galleta crujiente cerraba el día.
Cuando Monty cumplió sus tres años, justo al terminar su fiesta de cumpleaños, cuando todos sus amigos y primos se habían ya retirado, y el pequeño ansioso deseaba ya rasgar todas las envolturas de...
tracking img