Drecho

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 32 (7766 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
APRENDER A CONSTRUIR JUNTOS
UN MUNDO MÁS HUMANO

“la esperanza no puede ser sino lucha contra la desesperación”
(Blondel)
“Cuando se va hasta el final de la noche se descubre una nueva
aurora...la forma más elevada de esperanza es la desesperación superada”
(Bernanos)

1. Introducción.

En los últimos tiempos se ha puesto de moda en nuestro país hablar de la educación en valores.Gracias entre otras cosas a la LOGSE, se multiplican las reflexiones, los cursos, las jornadas, los artículos sobre el tema, sobre todo dirigidos a los profesores de Enseñanza Primaria y Secundaria.

Y es que parece que nuestra sociedad, en crisis cultural, va llegando a una doble conclusión:

1. que una vida sin valores morales no es vida humana. Los valores morales son componentesinevitables para el hombre; resulta imposible imaginar una vida humana sin ellos. No quiere decir esto que no sean esenciales otros valores: estéticos (belleza, elegancia), religiosos (sagrado, transcendente), intelectuales (evidencia, verdad), etc, sino que sin valores morales parece que el hombre pierde la sensibilidad para “saborear” (sapere = sabiduría) los demás valores.
2. y que lavida moral humana depende radicalmente de una educación adecuada. Sin una educación que cultive las facultades necesarias para “degustar”, “saborear”el valor moral es imposible una vida auténticamente humana.

Pues bien, nos hemos reunido aquí para pensar juntos cómo responder, en el momento actual, a la grave responsabilidad de ofrecer a nuestros alumnos la posibilidad de una vida moral.Comencemos, pues, la tarea.

Y el esquema que someto a vuestra atención y reflexión es el siguiente (Apéndice I)

1. Los valores morales

2. La persona que tenemos que educar

3. El quehacer educativo. Sus retos en la cultura actual
2. Los valores morales

a. ¿Qué es el valor moral?

Una pregunta difícil. El mundo de los valores es escurridizo y complejo, tanto que muchos, antela dificultad que plantea, han llegado a la conclusión de que en él todo parece resolverse en el puro subjetivismo: “a mi me gusta”, “a mi no me parece”, “yo lo valoro positivamente, y él negativamente”.

Pero si las cosas fueran tan sencillas, si todo dependiese de la pura subjetividad, nos quedaríamos sin criterios para distinguir los proyectos de vida de Hitler y Madre Teresa. Y yo, no séustedes, me niego a aceptar tal posibilidad.

Por tanto, es necesario -primera tarea educativa- enseñar una teoría del valor que permita salir del subjetivismo y establecer, al menos, unos mínimos que posibiliten la distinción entre lo moral y lo inmoral.

Brevemente, sin pretender un discurso exhaustivo para el que no tenemos tiempo, presentamos las líneas argumentativas, que estableciendola objetividad del valor promuevan la creatividad humana, evitando, así, la reducción de la vida moral a pura obediencia externa (heteronomía):

Cuando el hombre se enfrenta con las cosas, no sólo realiza con respecto a ellas operaciones intelectuales como comprenderlas, compararlas o clasificarlas, sino que también las estima o las desestima, las prefiere o las relega: es decir, lasvalora.

La posibilidad de esta valoración hunde sus raíces en que las cosas aparecen ante el hombre como fuente de posibilidades para realizar posibles proyectos. Pues bien, cuando una realidad brinda las posibilidades adecuadas para la realización de un proyecto entonces es considerada valiosa.

El valor es de la cosa, en cuanto fuente de posibilidades; pero la cosa aparece comovaliosa en cuanto situada en el horizonte de un proyecto humano: como posibilidad que debe ser apropiada para realizarlo. Lo que sucede muchas veces es que, acostumbrados como estamos a fijar un precio a las cosas atendiendo a las leyes del mercado, podemos acabar creyendo que no sólo fijamos su precio, sino también su valor. Y conviene no confundir ambos, porque el precio podemos ponerlo, el valor...
tracking img