Dsdadad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5051 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Biblio 3W. Revista Bibliográfica de Geografía y Ciencias Sociales 
Universidad de Barcelona, nº 63, 9 de febrero de 1998 | |.¿Qué sentido tienen la educación geográfica e histórica en el umbral del siglo XXI? 

Xosé Manuel Souto González 
Proyecto GEA-CLÍO 

[pic]
En estos años finales del segundo milenio de nuestra era han surgido numerosos debates sobre el valor que tienen en laeducación básica los contenidos de los hechos sociales, en especial desde las disciplinas que tradicionalmente se ocupan del tiempo y del espacio: la historia y la geografía. En España, la propuesta de regular las enseñanzas mínimas para la Educación Secundaria Obligatoria (E.S.O.) por parte del partido gobernante ha suscitado una importante polémica en los ámbitos políticos y, en menor grado, en losacadémicos universitarios y entre el profesorado del nivel secundario. Ello revela la importancia que tiene la enseñanza de estos contenidos en la creación de una serie de valores, normas y hábitos de carácter social. 

El motivo de esta breve nota reside tanto en dar a conocer a otros colegas no sólo mi posición personal, como persona que ha participado en numerosas reuniones de reforma del sistemaeducativo, sino también aprovechar los comentarios del profesor Horacio Capel sobre la Tesis doctoral de Alfonso Guijarro (Biblio 3W. Revista Bibliográfica de Geografía y Ciencias Sociales. Universidad de Barcelona, nº 49, 30 de septiembre de 1997) para discrepar y coincidir en algunas de las opiniones allí mantenidas, pues éstas se refieren precisamente al debate que en la actualidad se estámanteniendo en España y en otros países. 

La Tesis de Alfonso Guijarro consiste en plantear una enseñanza de la geografía e historia sobre la selección de unos cuantos problemas relevantes, que se deben desarrollar en unidades didácticas para las edades de la E.S.O. El autor tanto en esta publicación académica como en otras anteriores (p.e. número 1 de la revista Conciencia Social) critica losdenominados proyectos innovadores, pues dice en compañía del grupo Asklepios del que forma parte- que en ellos todavía predominan contenidos con gran carga cultural y enciclopedista. No obstante, sus afirmaciones de las que es "juez y parte", no se acaban de asentar en una fundamentación teórica profunda, pues a mi modo de ver su argumentación debería estar precedida de un análisis de los cambiosacaecidos en el sistema educativo español en los últimos 25 años. Por su parte, el profesor Horacio Capel discrepa de la selección que se pueda hacer de estos problemas, pues puede dar lugar a un sesgo demasiado subjetivo por parte del profesorado. 

Creo que en ambos casos existe un acercamiento a la situación escolar desde una perspectiva de "persona ilustrada", con objetivos educativos que seperciben desde la óptica una racionalidad "para el pueblo, pero sin el pueblo". La ausencia absoluta a los esquemas de conocimiento del alumnado creo que hacen de su debate un juego dialéctico lúcido pero poco útil para la mejora de la enseñanza. Y tampoco existe un análisis de las decisiones que han ido tomando los profesores en la interpretación de las diversas propuestas de temarios y materialescurriculares. Mantengo con rotundidad que un estudio riguroso de los planteamientos didácticos debe llevar aparejado un examen de las expectativas y decisiones que en diversos momentos han condicionado el trabajo de los profesores en el aula. 

Creo que para mejorar la calidad de la educación sobre los hechos sociales hace falta investigar qué se ha hecho. Y, como afirma el profesor Capel, poco sesabe de cómo impartían sus clases los profesores de los años cuarenta, sesenta o setenta. Conocemos los programas oficiales, un poco de los manuales escolares (cada vez más gracias a programas de investigación como MANES) y casi nada de las relaciones internas de clase, aunque si conocemos pruebas externas que incidían en la selección del alumnado: eran los exámenes de ingreso (9-10 años) y...
tracking img