Dsfffgttd

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1044 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La herencia del niño cocinero

En una isla maravillosa, había un pueblecito pequeño donde vivían muchas familias que cultivaban el campo. Había también un precioso puerto, que todos los días se llenaba con el bullicio de los marineros cuando venían de la mar. En ese pueblo había una pequeña ermita que tenía una pequeña imagen de la virgen del Carmen.
También había una pequeña escuela dondelos niños iban y aprendían todos los días, con un profesor que daba clases a varios cursos.
También había una pequeña tienda donde los habitantes compraban lo que les hacía falta para sus casas. Todo lo que no cosechaban ellos.
Pero lo más importante del pueblo era un bar donde las personas del pueblo iban a tomar unos piscos de ron o comer comidas caseras.
El dueño del bar era un campesino quecultivaba la tierra y lo que recolectaba lo utilizaba en el bar.
Pero la mayor fama era porque su mujer, una mujer de campo, con rasgos dulces y unas maravillosas manos, hacia con mucho cariño la comida.

Era tan casera que se volvían locos por comer todos los vecinos del pueblo.
Ella tenía la habilidad de cocinar con leña como se hacía en casi todos los hogares con mucho esmero y cariño.Rosario se levantaba a las seis de la mañana para poner su caldero al fuego y preparar las comidas para la gente del pueblo que venían todos los días a comer al bar de su marido, que el servía con mucho esmero.
Como cocinaba tan bien, los vecinos del pueblo, cuando había alguna fiesta o celebraciones de bodas, bautizos, siempre llamaban a José y le pedían que si su mujer Rosario podría hacerleslas comidas.
Ella siempre estaba dispuesta ayudar a las personas y con ello ganarse un dinerillo extra.
Pero también tenían un hijo que se llamaba Fran, el cual, les echaba una mano en la cocina.
El niño siempre estaba con su madre y le ayudaba en todo.
Al principio pelando ajos, desgranando judías, y alcanzándole lo que su madre le pedía.
Por ejemplo la harina, los huevos, el azúcar etc.Pero el sueño de su padre era que su hijo estudiara y tuviera mejor vida de la que ellos habían tenido.

Pero el niño solo pensaba en seguir los pasos de su madre y aprender todo lo que su madre sabia y esperando a ser un buen cocinero.
Los años fueron pasando y José y Rosario se les veía ya personas mayores y cansadas de tanto trabajar y de una lucha continua.
Su hijo Fran ya era un muchachoque había aprendido tanto de la experiencia de su madre que fue inventando recetas nuevas que le llevarían a tener que comprar un restaurante en la ciudad.
Los padres tenían un poco de miedo a que las cosas en el restaurante no le fueran bien a su hijo.
Un día su padre le dijo, que se irían con él para ayudarle y apoyarlo en todo lo que el necesitase.
Fran tenía un restaurante humilde, dondese hacían menús para trabajadores y personas que dependían de comer fuera de casa por cuestión de trabajo.
Empezó a coger tanta fama que los clientes tenían a veces que esperar para poder comer.
En el restaurante estaban sus empleados, asombrados de cómo se iba llenando cada vez más el restaurante.

Un buen día, un señor le ofreció comprar el local de al lado para que pudiera poner allí uncomedor más grande y así lo hizo.
El siempre cocinaba con mucho amor y mucho cariño, como su humilde madre lo hacía.
Pero un buen día su madre se puso enferma y le dijo a Fran que no cambiara nunca, que nunca olvidara de donde procedía, que aunque ahora estaba ganando mucho dinero, no debería de cambiar y que siguiera siendo tan humilde y buena persona.
Un buen día, el llego a su casa y le dijoa su madre, madre hoy he hecho algo bueno que me hizo sentir bien y que mis padres se sintieran orgullosos de mi.

Un señor que estaba durmiendo en la calle me pidió que si le podía dar algo de comer, sin pensarlo me acorde de lo que usted madre me había dicho y me había enseñado y le invite a comer en mi restaurante.
Cuál fue mi sorpresa que cuando estaba sirviéndole la comida el me dijo...
tracking img