Ebja

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4237 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
DAVID LEDESMA VASQUEZ
POETA.- Nació en Guayaquil el 17 de Diciembre de 1.934. Fueron sus padres legítimos el Dr. David Alberto Ledesma Véles, abogado y Ministro Juez de la Corte Superior de Justicia de Guayaquil a quien conocí y traté; y Carmen Lucía Vásquez Loor, nacidos en Portoviejo, quienes vivían en una cómoda villa del barrio del Centenario.
Realizó sus primeros estudios con una profesoraprivada, quien se admiró del extenso vocabulario que tenía el niño y empezó a anotarlo en un cuaderno; pasó al Colegio San José de La Salle, coleccionó estampillas, construyó en su dormitorio un teatro de aficionados para hacer de actor y el 46 comenzó la secundaria en el Colegio Nacional Vicente Rocafuerte.
José Guerra Castillo le ha descrito así: Cuando conocí a David contaba apenas catorceaños. Era un muchachito delicado, de tez color perla, cabellos rizados muy obscuros, frente amplia, boca pequeña y un par de ojos enormes, afiebrados, indagando siempre, buscando sin encontrar. Fue al Hotel Ritz acompañado de una mujer opulenta, poeta y guapa: Morayma Ofir Carvajal, que había leído algo de sus primeras letras y quería mi opinión. Todavía me sorprendo que haya requerido de misconocimientos. Morayma era amadora de jóvenes y David seguramente se sintió deslumbrado por todo lo que yo contaba sobre mi vida aventurera con gitanos, artistas y escritores. Tenía sus manos casi traslúcidas y sus dedos afilados, luego sus ojos profundos, rodeados de ojeras violetas sobre su cutis blanco pálido y su voz tan masculina, tan grave, tan en contraste con su figura delgada y frágil. De buenasa primera me contó que su padre lo había tenido seis meses recluido en una clínica de Lima para “curarlo de eso”. Entonces David todavía sabía reír mostrando sus dientecillos de conejo, muy blancos, a los que hacía de marco una boca de labios muy rojos y húmedos.
El 50 formó con Miguel Donoso Pareja, Francisco Pérez Febres Cordero, Javier Espinoza Zevallos y Fernando Cazon Vera la AsociaciónLiteraria Ecuatoriana “ALJE” y publicó en el suplemento literario del diario La Nación su pequeño cuento “Soledad”. El 51, su poema “La Muerte del saltamontes” fue la revelación de los Juegos Florales del programa radial Vida Porteña.
Pepe agrega: Le volví a encontrar tres años después. Ya había regresado de Buenos Aires a donde sus padres lo llevaron dos años en su afán de curarlo de sus aficionespoéticas y de una excesiva sensibilidad que no era propia de un hombre, según palabras de su padre, quien siempre se refería a su otro hijo varón: el Teniente Hugo Ledesma Vásquez, fallecido trágicamente pero con gloria en acción militar durante la invasión peruana del 41 y convertido por ello en Héroe Nacional del Ecuador. El viaje de los Ledesma se había motivado en un infarto sufrido por elDoctor, tratado en una clínica de la capital argentina.
David era un inveterado asmático que se asfixiaba por las noches y comenzó a sufrir de insomnios. Su condición de pie plano le impidió realizar la conscripción como eran los deseos de su padre, con quien mantenía reiterados conflictos emocionales. Por eso salió del Colegio Vicente Rocafuerte y con el ánimo de huir se fue al hogar de su bellahermana mayor María Luisa, casada en Quito con su primo Alberto Barriga Ledesma, funcionario de la Cancillería.
“Ese año 53 fue indudablemente el más feliz de su existencia”. Pepe Guerra lo llevó a su Escuela de Arte Dramático donde conoció a Carlos Benavídes Vega a) Alvaro San Félix. Con Marco Barahona hijo y otros compañeros actuó en breves obras teatrales en la Sala de Actos del ColegioSalesiano y en las radionovelas que Pepe presentaba los domingos en la radio “La Voz de la Democracia” situada en la calle Caldas, donde formó grupo con los hermanos Lenín y Alicia de Janón, Julio del Campo, Julia Paz, Fanny Moncayo, Alvaro San Félix, Marina Barahona y Darío Almar. También brindó un recital en el Círculo Militar bajo los auspicios del Ateneo Ecuador que presidía Guillermo Bossano,...
tracking img