Ecologistas de guerrero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1114 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
En los cincuenta monopolizaban la extracción de madera un puñado de empresas: Industria Forestal Cacho de Oro; Compañía Maderera de Guerrero; Aserradero la Providencia y Anexas; Compañía Explotadora e Industrializadora de Madera; Compañía Reginaldo Sánchez, Compañía del ingeniero José López Huesca, etcétera.
Destacaba Maderas Papanoa sa, propiedad de Melchor Ortega, un político empresario delos de entonces; de los que empezaban en la grilla y terminaban en los negocios (camino inverso al de la nueva generación de empresarios políticos que comienzan en el business y terminan como gerentes de una secretaría de Estado). Callista, padillista y seguidor de Miguel Alemán, Melchor Ortega combinaba sus funciones como dirigente del Frente Cívico Mexicano de Afirmación Revolucionaria, con elmanejo de sus negocios --entre ellos Maderas Papanoa-- que desde mediados de los cuarenta explotaba los bosques de la exhacienda del mismo nombre, propiedad de la señora Felícitas Soberanes.
La compañía del revolucionario Ortega funcionaba como las viejas monterías del porfiriato. En una denuncia periodística de 1945 los trabajadores "se quejan de recibir bajos salarios y sufrir la ausencia de lamás elemental seguridad en el desempeño de sus labores", pero también reclaman que "... la empresa tiene incluso una tienda de raya..."
Los asalariados de Ortega intentan sindicalizarse para exigir sus derechos laborales, pero el gobierno prefiere entregarles las tierras de la exhacienda y transformarlos en ejidatarios. Este cambio parece drástico pero sirve para que todo siga igual: el flamanteejido El Mameyal, como antes doña Felícitas, cede sus derechos a la compañía maderera. La diferencia es que ahora los cortadores trabajan en su propio bosque y formalmente no tienen patrón a quién reclamar.
En 1962, una nueva generación de serranos retoma la lucha fundadora de los cuarenta. Las reclamaciones son muy parecidas a las de dos décadas atrás: "No se pagó ni siquiera el salario mínimo.No se hicieron liquidaciones mensuales ni anuales. Nunca se envió al pasante de medicina para atender a los enfermos..." La siguiente denuncia testimonia lo añejo de los modos represivos en Guerrero: "Melchor Ortega...ha establecido una era de terror en distintos municipios guerrerenses en cuya jurisdicción existen ejidos forestales, para lo cual se vale no sólo de las influencias que tiene en ...[el gobierno]... sino de pistoleros a sueldo y hasta de algunos destacamentos de tropas federales..." Reclamos idénticos a los del porfiriato y los de la inmediata posrevolución, indiscernibles de los que se repetirán en la guerra sucia de los años setenta contra el Partido de los Pobres y en los noventa contra el EPR y el ERPI.
Pese a que los ejidatarios serranos acuerdan cancelar el contrato,su decisión no surte efecto y Ortega sigue saqueando los bosques. A principios de los setenta se reanima la rebeldía; contra Maderas Papanoa y contra Chapas y Triplay, administrada por Nacional Financiera. La lucha deriva en una virtual suspensión del corte de madera, y se combina con la eclosión de la lucha armada revolucionaria en La Costa Grande. Desde 1965 Lucio Cabañas anda en el monteorganizando una guerrilla, y a principios de los setenta las acciones del Partido de los Pobres traen asoleado al ejército federal.
Para 1972, el ochenta por ciento de la explotación maderera guerrerense está en manos de cuatro compañías. Socialmente la situación es insostenible. Además de las luchas de resistencia de los ejidos poseedores de los bosques, la zona más rica --la sierra de Tecpan yAtoyac-- está inmersa en una cruenta guerra.
Si en el medio siglo agrarista la respuesta del gobierno a las demandas de los trabajadores de las empresas madereras fue una dotación ejidal que dejaba las cosas como estaban, en los populistas setenta la fórmula mágica es la estatización. Así, lo que el Inmecafé es a los productores del grano aromático y la Impulsora Guerrerense del Cocotero a los...
tracking img