Economia Keynesiana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1421 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de octubre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
ECONOMÍA KEYNESIANA
Expresión utilizada en Macroeconomía, a nivel de los agregados económicos y monetarios.
Término empleado para describir las teorías macroeconómicas que se han desarrollado usando los conceptos creados y las técnicas utilizadas por John M. Keynes.
A diferencia de los Neoclásicos, Keynes se interesó primordialmente por los grandes agregados económicos nacionales, en especialpor el efecto de la Demanda Agregada sobre el nivel de los Ingresos, y por la atención que prestó a la proporción del Ahorro total destinada a la Inversión.
Surgida en una época de grave crisis económica la economía keynesiana se preocupó especialmente por dos temas centrales: la estabilidad de una economía de Mercado -fundamentalmente en cuanto a mantener el plenoEmpleo- y el rol del Dinero, ode las variables monetarias, en el conjunto del sistema.
En la perspectiva keynesiana la inestabilidad de una economía de Mercado es atribuida a la diferencia entre la propensión al Consumo y la propensión al Ahorro a medida que aumentan las Rentas de los individuos, así como a la trampa de la Liquidez, una situación en la cual el incremento de la Oferta Monetaria no hace descender los tiposde Interés.
La solución encontrada por la mayoría de los keynesianos consiste en un cambio del papel del Estado: su Política Económica debe encaminarse a impedir los períodos recesivos mediante un aumento del Gasto público que estimule la Demanda Agregada, lo cual produce un Déficit fiscal.
Posteriores aplicaciones prácticas de estas ideas, especialmente en Latinoamérica, llevaron a recurrentespresupuestos deficitarios que han estimulado el fenómeno de la Inflación.
En inglés Keynesian economics.

John Maynard Keynes fue alumno de Alfred Marshall y defensor de la economía neoclásica hasta la década de 1930. La Gran Depresión sorprendió a economistas y políticos por igual. Los economistas siguieron defendiendo, a pesar de la experiencia contraria, que el tiempo y la naturaleza restauraríanel crecimiento económico si los gobiernos se abstenían de intervenir en el proceso económico. Por desgracia, los antiguos remedios no funcionaron. En Estados Unidos, la victoria en las elecciones presidenciales de Franklin D. Roosevelt (1932) sobre Herbert Hoover marcó el final político de las doctrinas del laissez-faire.
Se necesitaban nuevas políticas y nuevas explicaciones, que fue lo que enese momento proporcionó Keynes. En su ya citada Teoría general (1936), aparecía un axioma central que puede resumirse en dos grandes afirmaciones: (1) las teorías existentes sobre el desempleo no tenían ningún sentido; ni un nivel de precios elevado ni unos salarios altos podían explicar la persistente depresión económica y el desempleo generalizado; (2) por el contrario, se proponía unaexplicación alternativa a estos fenómenos que giraba en torno a lo que se denominaba demanda agregada, es decir, el gasto total de los consumidores, los inversores y las instituciones públicas. Cuando la demanda agregada es insuficiente, decía Keynes, las ventas disminuyen y se pierden puestos de trabajo; cuando la demanda agregada es alta y crece, la economía prospera.
A partir de estas dos afirmacionesgenéricas, surgió una poderosa teoría que permitía explicar el comportamiento económico. Esta interpretación constituye la base de la macroeconomía contemporánea. Puesto que la cantidad de bienes que puede adquirir un consumidor está limitada por los ingresos que éste percibe, los consumidores no pueden ser responsables de los altibajos del ciclo económico. Por lo tanto, las fuerzas motoras de laeconomía son los inversores (los empresarios) y los gobiernos. Durante una recesión, y también durante una depresión económica, hay que fomentar la inversión privada o, en su defecto, aumentar el gasto público. Si lo que se produce es una ligera contracción, hay que facilitar la concesión de créditos y reducir los tipos de interés (substrato fundamental de la política monetaria), para estimular...
tracking img