Economia regional

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4104 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Universidad Pamplona
Historia Empresarial de Colombia
Jarbin G. POSSU

COLOMBIA: CRISIS POLÍTICA, ÉTICA Y SOCIAL.
LIBARDO SARMIENTO ANZOLA.
COLOMBIANIDAD, UNA HISTORIA DE BARBARIE Y SIMULACRO

LE MONDE DIPLOMATIQUE.
EDICIÓN NÚMERO 78.
A través del tiempo, nuestro Estado, la sociedad y el poder se asentaron en tres columnas: la gran hacienda, la iglesia católica y el ejército. Cómo norecordar que Colombia se llama así en homenaje a Colón, quien invadió estos territorios y sometió a sus pobladores –aborígenes, indios– mediante la cruz y la espada.
Desentrañar esta particular cosmovisión y sus porqués requiere el estudio de sus raíces históricas. La historia de las mentalidades en Colombia, a partir del siglo XX, no puede ser considerada al margen de la presencia de los EstadosUnidos y de una precaria cultura de masas que borra las identidades regionales.
Tempranas o tardías, sin excluir las veredas, en cada ciudad o municipio existen, conscientes o inconscientes o están por identificar, las imágenes que a cada colombiano que crezca lo fundan o lo niegan con la noción de ser un colombiano. Valga destacar un alegato. “Por primera vez canté con emoción el Himno Nacional,porque por primera vez se nos reconoce como colombianos”, comentó el indígena guambiano Lorenzo Muelas al concluir su tarea en la Asamblea Constituyente en julio de 1991. ¿Qué significa reconocerse como colombiano?

Sin duda, la nación y su presencia implican identidad política, social, económica, cultural y territorial ¿Podemos hablar, entonces, de una identidad y de los valores que articulan,en su historia, una cosmovisión colombiana? El científico social Harvey Kline afirmó: “De cierta manera, Colombia no existe sino como mito popular, como abstracción académica o en las asambleas de las organizaciones internacionales” (1). A la pregunta ¿qué es ser colombiano?, el escritor argentino Jorge Luis Borges responde en uno de sus cuentos: “Es un acto de fe” (2). Cada grupo humano, alinterpretar su experiencia histórica y personal, alumbra un orden cultural que se legitima gracias a valores, imaginario colectivo y creencias, como parte de su visión o su concepción del mundo. Debido al pronunciado regionalismo colombiano, la idea de nación ha sido cuestionable hasta hace poco. En una aproximación a nuestro hoy, debemos considerar cinco antecedentes.
 
1. Identidad y barbarie
 “La dialéctica del odio y la muerte, por encima de todos los expedientes y prontuarios de la impunidad, es el propio móvil de nuestra vida civil”, sentencia el escritor posmodernista R.H. Moreno-Durán. Historia de una violencia que hoy ni siquiera nos conmueve. Al comentar la parte más visible de nuestro escudo nacional, agrega: “Como el buitre majestuoso del escudo patrio, ese Contrato Socialinspirado en la muerte ha permanecido impasible, inalterable a lo largo de más de cuatro siglos, y de ello dan fe no sólo la historia sino también la plástica y las más versátiles páginas de la ficción. Una vez más, barbarie e imaginación van juntas en nuestro denso prontuario cultural, mera instancia de nuestra agitada y poco presentable memoria nacional” (3).

Una condición en parejo con el hechode que el reconocimiento social, conjuntamente con el afán de riqueza y la evangelización, fueron los grandes motores que movieron la conquista y la vida colonial, y de ellos se desprenden las estructuras socioeconómicas que le dieron vida a nuestra nacionalidad. Desde ese entonces, la violencia opera históricamente como un mecanismo racional y planificado de regulación de los cambios estructuralesy de gestión del modelo de desarrollo forzado colombiano.

En el comienzo con vestigios, los conquistadores funden, en una sola, cruz, espada e Inquisición (como muy significativamente aparece en la estatua de Jiménez de Quesada en Bogotá), e inician el saqueo, la tortura y las masacres en busca de oro y demás riquezas naturales, apoyados y justificados, en la mayoría de los casos, por...
tracking img