Economia y nacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 51 (12591 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Miguel Antonio Caro, el Banco Nacional y el Estado 1 Salomón Kalmanovitz Introducción La Regeneración fue el movimiento político y Miguel Antonio Caro el ideólogo que hicieron que Colombia retornara a la matriz institucional centralizada legada por los españoles, en reacción a la dirección liberal y federalista que pretendió orientarla por la senda del desarrollo capitalista, vía su integraciónal mercado mundial. Esta fue una tendencia continental, de acuerdo con Douglass North, aún en países donde los liberales ganaron las guerras civiles del siglo XIX. (North, 134-135) En este ensayo se trata de analizar el pensamiento económico de Caro y más precisamente sus percepciones sobre la banca central, como parte integral de su concepción del Estado que terminaron por imponerse para laColombia del siglo XX. Los escritos económicos de Miguel Antonio Caro (Caro, 1956) muestran un buen manejo del tema monetario y un contacto mínimo con las ideas sobre banca central que eran comunes en Europa y en los Estados Unidos2 . Caro recoge la tendencia continental europea a instaurar bancos centrales de carácter público que tienen a su cargo el monopolio de la emisión y lo adapta a Colombia,aunque el Banco Nacional no será un banco central en su sentido de regulador del sistema financiero y prestamista de última instancia. Por el contrario, el banco colombiano será planteado básicamente como financista del gobierno, eventualmente como competidor de la banca privada y no como su complemento y estabilizador. El presentador de la colección de escritos económicos de Caro, publicadaoriginariamente en 1943, fue Carlos Lleras Restrepo. Él caracteriza la posición general de Caro en materia económica como “la reacción contra un exagerado individualismo, la defensa de la potestad del Estado, el concepto de un interés público cuya salvaguardia debía permitir las limitaciones en el ejercicio de los derechos individuales, [que] aparecen como la base común, jamás abandonada”. Evidentemente,la posición que asume Caro es de fuerte represión de los derechos individuales - de conciencia, civiles y religiosos, de expresión, de participación en política - y no es justificada precisamente por los intereses del colectivo sino por la sujeción de la voluntad del individuo a la autoridad superior del Estado fusionado a la Iglesia (Galvis). La soberanía del Estado no estaba basada en la voluntadpopular ni en el consenso de los ciudadanos sino en su carácter divino a la que los ciudadanos debían obediencia absoluta. Bajo estas circunstancias era difícil consultar o auscultar el interés público, por ejemplo, por medio de la representación en el Congreso3 , que podía y fue frecuentemente manipulada por el propio ejecutivo.
1

Preparado para el Seminario “El pensamiento colombiano en elsiglo XIX”, dirigido por Rubén Sierra y Lisímaco Parra, Universidad Nacional de Colombia, segundo semestre de 2000. Agradezco a todos los participantes por las intensas discusiones que contribuyeron a este resultado. Recibí valiosas sugerencias también de Eduardo Posada Carbó. 2 Caro cita a Alexander del Mar, Juan Bautista Say, Stringler, Seligman y a Wilson Jevons. Sin embargo, no parece estarfamiliarizado con Adam Smith, con John Stuart Mill, David Hume o con David Ricardo; tampoco conocía la revista The Economist y los escritos de uno de sus editorialistas, Walter Bagehot, sobre banca central. 3 “Tan importante es el elemento religioso en la Constitución de 1886 que bien puede afirmarse que Colombia vivió por más de un siglo bajo la forma de un Estado Confesional, pese a que la reformade 1936 vino a garantizar la libertad de conciencia y de cultos, esta última siempre y cuando no fuera

2

La definición del interés público sería entonces necesariamente arbitraria. Esto se prueba con la práctica original de los gobiernos de la Regeneración, que vivieron en constante estado de excepción sin dejar en ejercicio una Constitución que de por sí no garantizaba los derechos...
tracking img