Economia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1784 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Tópico de Actualidad
Año 51. Julio del 2010. N.o 990
Nota del editor:
En este número, el doctor Armando de la Torre, director de la Escuela Superior de Ciencias Sociales de la UFM, pasa cuidadosa revista a los efectos momentáneos de la efervescencia retórica del socialismo del siglo XXI. A continuación, con la agudeza del caso, señala los retrocesos evidentes en ese proyecto político, “sueñoque ya se soñó”. Finalmente, nos explica lo que sí buscamos en materia de derecho, economía y desarrollo para Iberoamérica.

¿Avanzan, de veras, las ideas “socialistas” en Iberoamérica?

Por Armando de la Torre

No lo creo. Más bien me inclino a pensar lo contrario. El acelerado crecimiento del autoritarismo “de izquierda” durante la última década en Iberoamérica (Cuba, Venezuela, Bolivia,Nicaragua como casos más extremos) provoca mucho ruido retórico en los medios masivos de comunicación internacionales. Encima, el benigno coqueteo hacia ellos de algunos otros Gobiernos de la región, sedicentes “socialdemócratas” (el de Correa en Ecuador, Lula en Brasil, Colom en Guatemala) les sirve a los primeros de cierta caja de resonancia, para incrementar unos cuantos decibeles más suspronunciamientos.

Sin embargo, el tan mentado “socialismo del siglo XXI” se ha revelado en sus actos como no más que un exangüe y superficial reciclaje de “consignas” gastadas y obsoletas, entresacadas impulsivamente de las diversas versiones del socialismo real del siglo XX. Si nos atenemos a los hechos, no es por ahora más que la traducción a un debilitamiento de los derechos de propiedad, y elhostigamiento gubernamental en ciertos países a la libre expresión del pensamiento, sin haber llegado, sin embargo, todavía, excepto en el caso de Cuba, a las violentas colectivizaciones estatizantes, cuyo símbolo más aplastante, el Muro de Berlín, se derrumbó con estrépito en 1989, poniendo fin a más de setenta años de deshumanización sistemática.

Si algo ha hecho también más resonante lapalabrería demagógica de Hugo Chávez ha sido el soporte de abundantes petrodólares con que la acompaña, a diferencia de la de hoy moribunda de Fidel Castro. Incluso en Cuba ese experimento “comunista” es percibido yamundialmente como un total fracaso, hasta por muchos de esos mismos que se manifiestan en alguna sintonía con el “socialismo del siglo XXI”. En realidad es muy fácil discernirlo: la “izquierda”apenas hace alusiones hoy del protagonismo del Fidel Castro de ayer.

Por otra parte, Venezuela, en cuanto Estado benefactor, se encamina ineluctablemente hacia una condición de Estado “fallido”, y el mensaje empieza a calar hasta en las masas “chavistas” de la propia “república bolivariana”, a través de la vivencia en carne propia de la más galopante inflación actual del hemisferio, la escasezprogresiva de los artículos de consumo de la canasta básica familiar, los índices más altos de delincuencia callejera de toda su historia, la ausencia de inversiones del extranjero que hubieran generado empleo, la contracción de la producción agrícola e industrial, la cada vez más aguda polarización social, la corrupción generalizada en los procesos de la justicia civil, penal y procesal –quegolpea a todos–, la ausencia de representación en un Parlamento sin figuras opositoras, los choques internos con la Iglesia y, en el exterior, los continuos roces diplomáticos con su vecina Colombia, lo mismo que con los Estados Unidos, Israel, la Unión Europea, México, Perú e incluso Chile. Súmese a todo ello una sostenida fuga masiva de capitales y una emigración cada vez más numerosa de talentosnativos, repetición a la letra, aunque algo más lenta, de la nefasta experiencia de los cubanos en la década de los sesenta. Pero, entretanto, nuestras progresivamente más educadas clases medias se muestran mejor informadas de esas realidades, a todo lo largo y lo ancho de Iberoamérica.

Asimismo, los éxitos contemporáneos del libre mercado, pese a la reciente crisis financiera mundial y lo...
tracking img