Educación

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (975 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Obra teatral
“Milagro de una Navidad”

Había una vez un niño abandonado por sus padres, que andaba siempre por las calles, solo, triste, sucio, con hambre, sed, frío y muchas más necesidades.Caminaba por las avenidas de lindos barrios, donde nadie le prestaba atención, no recibía ningún tipo de ayuda y a veces hasta era ignorado.
La triste realidad de Ignacio, el niño del que hablamos, esque esto sucedía a diario. Es por esta razón, por la que para él nunca había un segundo de alegría, y nunca tuvo Navidad, y nunca entendía su significado.
Empezaban los preparativos para la Navidad,mucha gente preocupada por comprar, por hacer fiestas, por regalar cosas, buscan regalos para sus amigos y familiares. Existía un gran alboroto, como es de costumbre, en los centros comerciales.Entre todas estas familias, existía también la Familia Rodríguez Herrera; quienes, con sus 3 hijos, Pedro, Andrea y Emilia, paseaban por el centro comercial.
El padre, un hombre aburrido, amargado, nogustaba de la colaboración, de la solidaridad y mucho menos dejar su “comodidad” por ayudar al otro. Su esposa, guardaba las apariencias, le gustaba que su familia se vea “presentable”, apta para salira la calle. Pedro, su hijo, era un chico “rebelde”, malcriado, en muchas ocasiones no hacía caso a sus padres, sin embargo, tenía un buen corazón, uno noble y bondadoso. Podría decirse que las más“normales” eran Andrea y Emilia, de buen comportamiento, tranquilas, educadas y estudiosas.
Un día, Pedro comentó…
Pedro: “Papá, sería bueno que en esta Navidad ayudemos a alguna persona necesitada”.
Alo que su padre dijo…
Papá: “¿Estás loco? No. Eso no podemos hacerlo, sería demasiado caro, no va en este momento con la economía que tenemos. Talvez en 3 años podamos hacerlo”.
Pedro: “Pero papá,es sólo un día, una sola persona, ¿qué tan caro puede ser?”
Papá: “Cállate malcriado, siempre con tu rebeldía. Claro, como tú no eres el que trabaja, no valoras el dinero. Esos vagos de la calle,...
tracking img