Educación

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1161 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Educación y compromiso
Carlos Montemayor
El gran Octavio Paz solía afirmar que nacer y morir son experiencias de soledad. Nacemos solos, morimos solos”, decía. En una de sus muchas obras maestras, El laberinto de la soledad, este razonamiento es aún persuasivo. Sin embargo, desde mis años mozos en estos asuntos yo tenía otra perspectiva no filosófica, por supuesto, sino terrenal. Morir puedeser una experiencia de soledad, pero ignoro si ella consiste en la negación precisamente de toda experiencia; ignoro si a eso se le puede llamar experiencia todavía y si la peor parte la padece el fallecido en vez, quizás, de los dolientes o de quienes nos quedamos en este mundo cada vez más caótico.
En cuanto a la experiencia del nacimiento, hay referencias más claras. Nuestra especie produce elrecién nacido más indefenso: le resulta imposible, si está solo, conservar la vida. No nacemos solos, no sobrevivimos solos. Nacer no es un acontecimiento solitario, sino un acontecimiento colectivo; el nacimiento más solitario convoca a madre y vástago. No sobrevivimos solos, no crecemos solos. Desde el nacimiento hasta el instante en que descubrimos nuestra propia identidad personal, a vecesgermina, a veces nos acompaña otra de las razones vitales que sí es plenamente decidida en soledad: el agradecimiento. Ésta es una experiencia profundamente individual. Pero agradecer nos obliga a ir más allá de nosotros, nos reintegra a nuestra condición colectiva. Nacer en compañía, crecer en compañía, responder con agradecimiento, son constantes humanas en cualquier parte del mundo.
***
A vecestambién creemos que la educación es una experiencia de soledad. Estudiamos solos, nos preparamos solos, nos superamos solos, nos disponemos a disfrutar a solas lo que hemos llegado a conquistar por el estudio. Sin embargo, no hay una línea, una página, un libro de enseñanza donde no concurran las aportaciones de culturas y generaciones pasadas y actuales. No hay conocimiento ni educación sin laaportación colectiva del mundo. La globalización quiere hacernos creer que el orden educativo es un servicio y un consumo; quiere verse a la educación como una prestación de servicios global, no como un esfuerzo de construcción colectiva para servir a pueblos concretos. A principios del siglo XXI, en México había cerca de dos millones de estudiantes de educación superior, cifra que cubría solo eldiez y ocho por ciento de la población en edad de recibir una preparación así. El setenta y dos por ciento de esos jóvenes se encontraban en universidades públicas y el veintiocho por ciento en universidades privadas. Observemos que este veintiocho por ciento que estudia en el sector privado constituye en realidad menos del cuatro por ciento de los jóvenes mexicanos que deberían beneficiarse conestudios universitarios. Nuestro déficit educativo no se abatiría con una mayor competencia del mercado escolar privado nacional o transnacional, que capta a ese casi cuatro por ciento de la población juvenil, sino con una política de estado que considere el avance educativo como una necesidad de planificación pública. El Estado no debería reducir los recursos destinados a las instituciones públicasde educación superior, pues ellas afrontan la mayor responsabilidad social de atender al setenta y dos por ciento de la población estudiantil; la reducción de recursos no generaría una mayor competencia en la educación: significaría la abdicación del compromiso del Estado en el fortalecimiento de la nación misma. Convertir la educación en un privilegio de elite y el conocimiento en una patente depropiedad privada no es una evolución de la especie humana, es un retroceso.
[pic]
Carlos MontemayorFoto Francisco Olvera
***
Me he referido al agradecimiento como una experiencia individual que reafirma nuestra condición colectiva. Pues bien, permítanme ahora agradecer algo de lo mucho que debo a la Universidad Autónoma de Chihuahua desde mis años preparatorianos, cuando dejé descansar por...
tracking img