Educación

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1256 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA FORMACIÓN DE FORMADORES
“Ser maestro más que una profesión, es un
proyecto de vida”
Lucía Ardila Romero

La escuela una institución social, hoy se debate entre el señalamiento de la sociedad de la cual es producto y su propia dinámica interpretativa de larealidad, dos variables que están a punto de hacerla colapsar.

Día a día se escucha al interior de las comunidades educativas cuestionamientos que reflejan la tremenda inquietud de sus actores frente a la situación de los entornos escolares, preguntas que van buscando culpables, culpables que desde el argumento teórico evaden las responsabilidades y que lentamente se dejan carcomer por elmarasmo y la abulia cotidiana **, que permean las acciones de docentes y directivos y que llevan reptando hacia los estudiantes, padres, madres y desde ellos hasta la sociedad los virus que infectan las prácticas sociales y cognitivas de aquellos que se forman en el sistema educativo.

Las miradas retrospectivas de los que vivieron otros tiempos, se quedan en la añoranza de escuelas habitadas porniños, niñas, jóvenes y jovencitas hambrientos de saber, por maestros y maestras poseedores de verdades irrefutables; una escuela constructora de hombres y mujeres “de bien”, henchidos de valores, sociedades educativas cuasi perfectas, juventudes respetuosas y amantes de la paz y la justicia, pasillos silenciosos, hombres y mujeres temerosos, silencio, silencio y más silencio. Conformismo yhorizontalidades de aspecto tranquilo y

quieto en la superficie y revueltas clandestinas y remolinos violentos en el fondo, agitaciones que generaron sismas sociales, políticos, religiosos, educativos y por supuesto cognitivos.

La sociedad siguió su vertiginoso avance, la tecnología, los medios, la ciencia, la economía, todo se renovó, la escuela se quedó anclada, deslumbrada ante tantanovedad e iniciando su transito lento para adaptarse a este nuevo mundo que la golpea y la obliga a despertar. Los estudiantes que a ella llegan no solo requieren saberes científicos, si no que es más importante el encuentro de referentes sociales, culturas propias de regiones específicas, o de imaginarios sociales de gueto. Encuentros multiculturales gigantescos evidenciados en minúsculas y álgidassuperficies.

El conocimiento está servido sobre la mesa de la red y la escuela ya no tiene la potestad del mismo. Uno de sus pilares se derrumbó, y entonces si la información es de fácil acceso, para la mayoría de las comunidades, qué rol debe jugar la escuela y cuál el maestro y por ende qué hacer desde la instituciones formadoras de docentes para afrontar este nuevo reto que hoy desestabiliza laescuela y que la coloca en el deber de repensarse y reconstruirse desde la concepción misma del saber histórico.


Y de qué herramientas hemos de valernos para lograr tan noble cometido? Empecemos por el principio dice el viejo adagio. Si somos formadores de formadores, es entonces una responsabilidad mirar con lupa el ejercicio pedagógico que apunta al desarrollo decompetencias docentes en nuestros estudiantes, utilizando para ello la práctica misma, la aplicación del currículo.

Dentro de éste campo, la formación pedagógica es tan importante como la específica; porque se puede saber mucho de una disciplina científica y nada de pedagogía, entonces en la tarea de ayudar a construir el saber en los estudiantes será poco lo que se pueda lograr, pero si sucede locontrario es decir; se sabe mucho de pedagogía y poco de la disciplina a cargo, los resultados también serán pobres en términos de la apropiación del conocimiento, ambos campos del saber entonces tienen el mismo peso en el quehacer del maestro. Desde esta concepción, los Ejes Teóricos que componen el currículo de los aspirantes a maestros tendrán la misma importancia.


Miremos dos de...
tracking img