Educacion chilena

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1941 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCIÓN.

En el año 1981, el Estado delega su responsabilidad de la formación educacional formal pública de los chilenos y chilenas al municipio, conllevando no sólo cambio desde lo administrativo, sino que en las prácticas pedagógicas de mis profesores, en la concepción que tienen de mí, de mis compañeros y compañeras, y sobre todo de su autoconcepto como profesionales.

Actualmente soyprofesora, trabajo en el sistema público y estoy tratando de comprender a mis profesores de entonces, a mis colegas de ahora y al sistema educativo. ¿Por qué la actitud de mis profesoras y su baja expectativas de las potencialidades de niños y niñas que provienen de un nivel socioeconómico desfavorable? ¿Por qué aquellos profesores del colegio particular se empeñaron y se esforzaron porentregarme todos sus conocimientos? Y lograr, así que “fuese alguien en la vida”, porque no basta con ser Ivannia, tienes que ser más. ¿Por qué mis colegas manifiestan su descontento por enseñar y “estos cabros” no aprenden nada? ¿Por qué mis colegas se han desencantado con su profesión? ¿Por qué el sistema no ha funcionado a pesar de las reformas que se han aplicado? ¿Por qué el Estado sigue haciendooídos sordos al ruido de esta avalancha que sólo hace robustecer la inequidad y desigualdad en la educación formal entre los niños, niñas y jóvenes, y por ende sus posibilidades futuras?

Es debido a esta reflexión que a continuación se abordará, cómo el Estado ha omitido su responsabilidad respecto a la educación de los chilenos y chilenas, cómo las experiencias que ofrece la educación públicadeterminan los matices del proyecto de vida de los niños, niñas y jóvenes chilenos.

ESTADO, EDUCACIÓN Y PROYECTO DE VIDA DE NIÑOS, NIÑAS Y JÓVENES.

Durante mis primeros años de estudio me formé en una colegio subvencionado particular, una opción de educación inventada en esos años; allí compartí con muchos niños y niñas, que vivían en sectores muy populares, pero eso no era importante. Lo quellamaba la atención era la respuesta que daban esos niños y niñas al contestar la típica pregunta que hacen los adultos: ¿Qué quieres ser cuando grande?, como respuestas: No sé…. Nada… ser cajera, ser profesora, ser carabinero, vender diarios en el kiosko de mi mamá, arreglar autos, entre otros. No hubo respuesta de querer ser un profesional.

En los últimos años de enseñanza básica y los tresprimeros de enseñanza media los realicé en un colegio particular, de renombre por el alto nivel académico el cual se reflejaba en los resultados de las pruebas estandarizadas para medir la “aptitud, capacidad y/o inteligencia de un grupo de alumnos y alumnas de 4to y 8vo básico y 4to medio” respecto a otros alumnas y alumnas de otros establecimientos. Se garantiza, cuidando el prestigio del colegio,que todos los alumnos llegan a la “Universidad y son capaces de mantenerse durante los primero años”. Una gran inversión y tranquilidad para los padres y apoderados de estos futuros ingenieros, médicos, arquitectos, dentistas, arqueólogos, entre otros.

Finalmente, el último año de mis 14 años de mi educación formal, fue llevado a cabo en el “temible y sentenciador” Liceo de Niñas, obvio, porqueotorga pocas opciones de seguir adelante por tus propios medios, lo cual se basaba en “tu origen te condena”, asimismo el hecho de ser mujer (alta probabilidad de recibir tu licencia de enseñanza media con una panza de 6 meses o un bebé entre tus brazos) y por sobretodo las expectativas de las profesoras y profesores que tienen de sus alumnas, ya que te entregan conocimientos según el “techointelectual y tus posibilidades reales de ser alguien en la vida.” ¿Para qué más?

Si bien, siempre se ha considerado que el acceso a una educación de calidad es un medio para mantener cierto estatus o favorece la movilidad social, Sánchez menciona que no es el único elemento que permiten estas oportunidades, ya que “Hay estudios comparados que certifican que la educación no es el resorte...
tracking img