Educacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1185 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Barranquilla, Jueves, 2 dic 2010 1:05:07 PM


Inicio

Regístrese

Contáctenos

El Heraldo

Ediciones anteriores








La pintura como geografía





Alejandro Obregón mientras elaboraba un boceto en La Perla, la casona francesa en la que vivió.

Por RODOLFO WENGER CALVO

Asumir la geografía como aventurapictórica. Hacer del espacio del cuadro un lugar donde pueda adquirir coexistencia lo mítico, lo simbólico y lo cultural junto con la fuerza de la geografía de un territorio, de un lugar, fue la gran apuesta artística de Obregón.

Según palabras de la crítica argentina Marta Traba, su hazaña fue en lo fundamental la de: “acometer en plena mitad del siglo XX, la fabulosa tarea pictórica de‘narrar’ la atmósfera física de un país a través de la oposición mar-cordillera, y de sus faunas y floras características.

En esta descripción pudo haber actuado como un mero realista, como un lamentable folklorista, como un provinciano exaltado: nunca cayó en esos fatales errores de visión”.

Como posible explicación de esta apuesta artística podrían mencionarse numerosos datos biográficos que puedenconfirmar su entusiasmo, su embelesamiento con la naturaleza exuberante de Colombia.

Con esto acudiríamos a argumentos relacionados con la ‘psicogeografía’, término acuñado por los artistas situacionistas para comprender los efectos y las formas del ambiente geográfico en las emociones y el comportamiento.

Un ejemplo de esta línea de análisis puede ser el testimonio que dio Obregón en unaentrevista al referirse a la experiencia que tuvo muy joven —a la edad de 19 años— cuando trabajó como conductor de camión e intérprete en las recién abiertas petroleras del Catatumbo, lo que constituyó un gran estímulo para su carrera de pintor, pues la selva y su mundo, el de los Motilones, lo embelesaron.

Según recordaría más tarde, el lugar estaba poblado de “abismos de cuatro kilómetrosllenos de magia y misterio; los Motilones ¡carajo, eso pone a pintar a cualquiera!”

En la misma entrevista, Obregón relata su encuentro con la tórrida naturaleza del trópico en su niñez:

“¡Me enloquecí! ¡Era la libertad! (…) Con mi padre salíamos los domingos, río adentro, nos perdíamos por los caños, los manglares, a matar caimanes con un máuser que sonaba como un trueno (…) Recuerdo que un díami padre hiere al caimán y el caimán se bota al agua herido, y este hombre inmenso, que era mi niñero, se lanza a esta agua sucia del Magdalena, se hunde tras él y lo mata a machete… Era una vida violenta, tremenda”.

Si nos quisiéramos referir al primer tercio de su vida, podríamos decir que Alejandro Obregón nació el 4 de junio de 1920 en Barcelona, y que a los seis años se radica con suspadres en Barranquilla. En 1929 se reinstala con su familia en Barcelona.

Estudia secundaria en el Stony Hurst College, en Liverpool, Inglaterra (1930-34), y en Boston, Massachusetts, Estados Unidos (1934-36). De regreso a los Estados Unidos, frecuenta la Escuela de Arte del Museo de Boston (1939-40). Reside en Barcelona, de 1940 a 1944 en calidad de Vicecónsul de Colombia. Allí asiste en 1942en la academia de La Llotja y luego a los cursos libres de dibujo y pintura en el Círculo Artístico, hasta que decide proseguir por su cuenta su formación artística.

A los 24 años de edad (1944), regresa a Colombia y enseña en la Escuela de Bellas Artes de Bogotá. En 1945 presenta su primera exposición individual en la Biblioteca Nacional de Bogotá. Un año más tarde se instala en Barranquilla,luego de renunciar a su cargo en la Escuela de Bellas Artes de Bogotá.

De esta forma podríamos seguir enumerando sus datos biográficos relacionados con las experiencias adquiridas a través de sus constantes viajes y su contacto directo con culturas diversas —de alguna manera, ya por nosotros conocidos.




De la serie ‘Desastre en la Ciénaga’, una de las obras de la muestra que se...
tracking img