Educra las emociones

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2175 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“EDUCAR LAS EMOCIONES, EDUCAR PARA LA VIDA”.

“Los padres creen que son más débiles si escuchan a sus hijos”. Es lo que plantea Amanda Céspedes, neuropsiquiatra infantil, en su nuevo libro. Criar hijos con una buena educación emocional - que sepan resolver conflictos, y entiendan por la razón y no la fuerza- es la gran tarea pendiente de los padres modernos Así lo expone la neurosiquiatrainfantil Amanda Céspedes en su nuevo libro "Educar las emociones, educar para la vida", donde impulsa a los padres a cambiar los castigos por conversaciones junto a sus hijos, sin olvidar las normas.

Hace un tiempo, saliendo de una estación del metro a la hora de mayor tránsito, la neurosiquiatra Amanda Céspedes se encontró en el camino con una joven mamá que no hacía más que gritarle a su hijo, unniñito de unos cuatro años sumido en un berrinche incontrolable. Entonces, no pudo evitar involucrarse:

Fui muy dura con ella y le dije que no podía tratar así a su hijo. Ella se sentó en el suelo y me dijo, entre lágrimas: si usted supiera el nivel de estrés que tengo... Yo me quedé pensando que es cierto, que todos hoy vivimos con estrés. Pero eso no da permiso para desquitarse con los niños.Le dije: ¿por qué no lo tomas y le das un beso? Si le transmites tu cariño, ese niño será un bálsamo para tu estrés. Pero si lo tratas mal, eso sólo aumentará tu tensión.

Decirle esas palabras a la mujer la dejó tranquila por un rato. Pero luego se sintió culpable. Después de todo - reflexionó- , ni las madres, ni los padres, ni los profesores están preparados para cambiar el modelo de crianzaque se ha impartido de generación en generación, donde el castigo y la imposición de disciplina parecen ser las únicas herramientas para imponer normas y límites a los niños. A esas madres, a esos padres y a esos profesores, está dirigido su último libro, "Educar las emociones, educar para la vida" (Editorial Vergara) - que se presentará este próximo domingo 9 de noviembre en la FeriaInternacional del Libro- , una suerte de secuela de su primera entrega, "Niños con pataletas, adolescentes desafiantes", donde analizaba cómo las conductas rebeldes infantiles debían tomarse como señales de un problema, más que como simples caprichos.

Esta vez, el tema principal es cómo los adultos - que se quejan de estar criando niños cada vez más insolentes, desafiantes, rabiosos y que no saben tolerarla frustración- pueden revertir este panorama y educar las emociones de los niños desde sus primeros años de vida.

Hay una tendencia erróneamente implantada entre los adultos a disciplinar a los niños antes que educarlos emocionalmente, y esto tiene un tremendo impacto más adelante en su adolescencia y adultez, cuando salen y se enfrentan a la vida, en lo que se llama la "inteligenciaemocional".

Un niño sin educación emocional, dice, después se va a mostrar como un jefe descalificador, insolente, que no sabe escuchar y que no sabe comunicarse con sus subalternos; también tendrá problemas con su pareja y con sus cercanos. Será una persona llena de resentimientos, que no cree en sus capacidades y es dependiente emocionalmente.

A los hijos no hay que educarlos para que se portenbien en el día y los dejen leer el diario; hay que educarlos para el futuro. Para que 20 años después puedan ser adultos educados emocionalmente. Hay un dicho muy bonito: los hijos son nuestro futuro, pero no es así. Nosotros somos el futuro de nuestros hijos, porque como los eduquemos hoy será cómo serán ellos en el futuro.

Pero, ¿qué significa educar las emociones?

Para explicarlo, ladoctora Céspedes parte por hacer una distinción entre ese concepto y lo que los padres hacen hoy en la crianza.

Hay que hacer una distinción entre disciplinar y educar emocionalmente. Disciplinar significa poner énfasis en el mal acto que cometió un niño y que amerita una sanción. El énfasis está en qué castigo le voy a dar. Educar las emociones, en cambio, no considera el hecho, sino por qué se...
tracking img