Egipto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2353 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 28 de octubre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA EDUCACION EN EL ANTIGUO EGIPTO

La civilización egipcia cristaliza, al igual que las otras civilizaciones fluviales (Babilonia, India ,China) en forma de tradicionalismo cerrado que convierte a la educación en mecánica práctica de mnemotecnia, ignorando todo tipo de impulso original.

Las sucesivas generaciones, no solamente acumulan conocimientos de las generalizaciones precedentes sinoque acumulan adelantos técnicos, se organizan las creencias y se va produciendo un perfeccionamiento, eso sí muy lento y de forma discontinua, del llamado “saber tradicional”.

Los monarcas en Sumer eran sumos sacerdotes, pero en Egipto los monarcas están considerados como dioses o hijos de dioses. Se crean alrededor de estos monarcas unas potentes clases o castas sacerdotales y guerreras quemonopolizan el poder y el saber a la vez, siendo los instrumentos de los monarcas para tener controlado y dominado al pueblo, ya que dan una garantía de orden y bienestar, a cambio eso sí, de que la población trabaje para su propia manutención y para sostener a las clases poderosas.

La clase sacerdotal era la depositaria y guardiana de la “ciencia”, es decir, de todos esos conocimientos acumuladosdurante mucho tiempo y transmitidos de forma oral y también “escrita”.

La Infancia en el Antiguo Egipto


En el Antiguo Egipto, los hijos eran muy deseados por sus padres. De hecho, la unidad básica de esa civilización era la familia, pero una familia restringida a los padres e hijos, lo que la diferencia de otros conceptos que se dan mucho por la zona, como el clan, y esto se observaclaramente en las triadas familiares (padre, madre, hijo) que formaban parte del panteón religioso a imagen del patrón social. Esto no quiere decir que otros miembros más alejados no pudiesen formar parte de la casa, ya que de hecho las hermanas viudas y solteras de los cónyuges y otros miembros femeninos podían convivir en el mismo hogar. Pero lo normal es que la pareja que se unía se fuera a vivira su propia casa, independizándose del hogar paterno y fundando su propia familia (un concepto muy cercano al que tenemos nosotros en la actualidad). Las niñas eran tan queridas y deseadas como los niños, y nunca se practicó el infanticidio femenino, como sí se hizo en Grecia y Roma. Por lo tanto, el nacimiento de un hijo era un momento de gran alegría, pero desde su concepción entrañaba gravesriesgos, dada la alta tasa de mortalidad infantil y puerperal que existía en aquellos tiempos. Durante el embarazo se tomaban bastantes medidas de precaución contra las fuerzas negativas que pretendían oponerse al nacimiento del futuro bebé. Por ejemplo, se usaban muchos amuletos y fórmulas mágicas, se buscaba la protección de algunos dioses, y sobre todo se prestaba mucha atención a los cuidadosmédicos. Sin embargo, el embarazo no era tenido como una enfermedad, sino como algo muy natural, y por esa razón estos cuidados, y la atención en el parto, los realizaban las comadronas, más que los médicos.

Existían incluso recetas para averiguar el sexo del futuro bebé, como nos muestra un fragmento del Papiro de Berlín:

“Pondrás cebada y trigo en dos sacos de tela que la mujer regarácon su orina cada día, y también pondrás dátiles y arena en los dos sacos. Si la cebada germina primero, será un niño; si el trigo lo hace antes, será una niña. Si no germinan ninguno de los dos, la mujer no dará a luz”.

El momento del parto era fundamental, y conllevaba una especie de ritual para facilitar el proceso. El cabello de la parturienta se anudaba y se le ungía el cuerpo con aceitepara relajarla. Mientras tanto, se invocaban algunos dioses, como Isis, Neftis, Heqet y Mesjenet, cuya misión era facilitar el nacimiento. El parto tenía lugar en un sitio específico de la casa llamado “pabellón de nacimiento”, que normalmente era una habitación con columnas en forma de papiros, y con adornos como plantas trepadoras y representaciones de Bes, el enano músico, y Tueris, la...
tracking img