Ejecucion del laudo arbitral

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3115 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Arbitraje es el medio más antiguo utilizado por el hombre para dirimir pacíficamente un litigio; que corresponde en el campo del derecho a una etapa primitiva porque viene a ser algo así como el precursor del proceso oficial, es un instituto fuertemente influenciado por el Derecho Público y no sólo el producto de la mera voluntad de los compromitentes, partes obligadas por el imperio de laley, a respetar el fallo que se dicte al final del procedimiento arbitral.

El arbitraje es un procedimiento netamente consensual para la resolución de disputas de naturaleza privada y mercantil, la potestad necesaria para dar efecto al carácter vinculante del laudo yace en el derecho adjetivo de la jurisdicción competente, y en ejecución del poder jurisdiccional de los tribunales ordinarioses que llegará a determinar si las actuaciones del tribunal arbitral serán reconocidas o ejecutadas, o si por el contrario, sus decisiones serán infectivas y hasta nugatorias.

En Venezuela, el arbitraje, se hace presente desde la época de la conquista y la Colonia a través de las leyes Españolas, luego de la disolución de la Gran Colombia todos nuestros códigos a los largo de la historialo han reconocido y regulado. Así pues, el primer Código de Procedimiento Civil Venezolano, que se remota a 1836, y que es conocido en la doctrina con el nombre de Código de Aranda, disponía que el laudo arbitral, si no era susceptible de apelación o no era apelado oportunamente adquiría calidad de ejecutoria, y en consecuencia sólo quedaba pendiente, si era de condena, su ejecución voluntaria yen su defecto el condenado quedaba obligado al pago de una pena que las partes estipulaban en el compromiso, pero si habían pactado que habría lugar a la ejecución a pesar del pago de la pena, se procedía a la ejecución forzosa, la cual estaba a cargo del Estado, por intermedio del tribunal natural competente para haber conocido en primera instancia de la controversia sometida a arbitraje. Enconsecuencia, el laudo arbitral no apelado o no apelable, desplegaba por sí mismo plenos efectos de verdadera sentencia, ósea efectos de cosa juzgada y posibilidad de ser ejecutado, sin que fuere necesario para ello su homologación o que en cualquier forma fuere dotado de eficacia jurisdiccional por un tribunal natural; entonces la sentencias de los árbitros era puesta en conocimiento de las partes porlos mismo jueces privados, aunque luego el juez natural de primera instancia notificaba de nuevo a las partes, este acto no era más que una puesta en conocimiento a ellas de la recepción del laudo por él, lo que era importante para que éstas ejercieran el recurso procedente y solicitaran el decreto de ejecución.

Durante la vigencia del Código Adjetivo de 1873, la sentencia arbitral erapublicada por los propios árbitros quienes admitían o negaban el recurso que por ante ellos mismos se interpusiera y, una vez admitido, pasaban los autos al juez del lugar llamado a conocer en primera instancia del negocio, para que le diera al recurso su curso ordinario. Si no se intentaba recurso alguno, también pasaban los autos al juez oficial para que procedieran a la ejecución del laudo.No existía en los Códigos de 1836 y 1873 disposición alguna que ordenara la intervención de los tribunales oficiales con el fin de homologar el laudo arbitral, a pesar de que el artículo 1817 del Código Civil podía inducir a pensar lo contrario, estableciendo “Las sentencia arbitrales producirán hipoteca sólo desde el día en que se hayan hecho ejecutorias por decreto de la autoridad judicialcompetente”, claramente atribuye, la letra de este artículo del Código sustantivo, al juez natural la función de hacer ejecutoria la sentencia arbitral ósea de dotarla de fuerza de cosa juzgada; se evidencian mayores inexactitudes en el Código Civil de 1880 reformado en 1896 al expresar el artículo 1857 “Las sentencias arbitrales no valen por sí mismas, sino como transacciones de los litigantes....
tracking img