El abaco la lira y la rosa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1697 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ÁBACO, LA LIRA Y LA ROSA

Se pueden distinguir tres formas de cultivar el conocimiento metódico que se han diferenciado y entrelazado a lo largo de la historia. Dos de ellas, el arte y la sabiduría, son tan antiguas como la civilización más remota; la otra, la ciencia, es una forma de conocimiento que ha progresado de manera espectacular en la segunda mitad del milenio que acaba. Las dosprimeras florecieron con frecuencia juntas y, en sus inicios, la tercera las incorporó pero sólo efímeramente. Es así que en la actualidad vivimos una separación entre las tres áreas del conocimiento, separación que quizás sea una de las raíces del malestar de la cultura.

Jacob Bronowski, científico, poeta y ensayista marcado con un humanismo moderno por la explosión atómica de Hiroshima,escribió el siguiente verso: "ambos, el ábaco y la rosa combinados." Con esta metáfora quiere decirnos que la ciencia y el arte juntos pueden proporcionarnos una imagen más plena del mundo que cada uno por su parte. Se refiere a que la ciencia y el arte no sólo son complementarios sino que comparten el ansia de conocimiento que caracteriza a la aventura humana en su expresión más elevada. A pesar de sumagnífica visión y sus deliciosos ensayos científico-filosóficos, en esta poderosa imagen que me ha inspirado para titular el presente libro es posible que Bronowski se haya quedado corto y haya interpretado el símbolo de la rosa de manera inexacta. En efecto, si el ábaco es un excelente emblema, como veremos, de la ciencia, la rosa no lo es tanto del arte como de la sabiduría y de la mística. Meceñiré al símbolo más constante de las artes: la lira, y me asignaré para el desarrollo de este libro la tarea de adentrarme en las relaciones existentes o posibles entre la ciencia, el arte y la sabiduría, a mi entender las tres vertientes más depuradas del conocimiento humano.

Es necesario advertir que, a pesar de lo ambicioso del panorama, este libro tiene un alcance modesto. Sólo pretendoexplorar temas concretos y singulares que muestren la unidad y diversidad de las tres formas de conocimiento metódico. Sobre todo trato de demostrar que una interacción intensa entre ellas integrará una gran plataforma triangular de tres vértices y grandes zonas de traslape, sobre la cual se podría edificar en buena parte la cultura y el tipo de conocimiento que muchos deseamos para el milenio quese avizora.

Dicho esto, conviene empezar con el juego de las etimologías y los símbolos de los tres objetos de nuestro interés.

Desde la secundaria nos enseñaron que la palabra cálculo se deriva del latín calculus, es decir, "piedra", en referencia al uso primitivo de las piedras para contar. Hace unos 5 000 años, en Babilonia, las piedras de cálculo fueron colocadas en un tablero y asínació el ábaco (del hebreo abaq, polvo), el antepasado más remoto y legítimo de las calculadoras y las computadoras.

Por su genealogía y función, el ábaco es un excelente símbolo de la ciencia, no porque todo en ciencia sea contar, medir y calcular, sino porque en sus fundamentos late el corazón de un tipo particular de lógica que permite la construcción y prueba de hipótesis, modelos, teoríasy leyes sobre el mundo. Esto tampoco quiere decir, como veremos, que los factores irracionales como la intuición, la imaginación y la emoción no desempeñen un papel en el conocimiento científico; ciertamente lo hacen y de manera definitiva. Quiere decir sencillamente que la ciencia cultiva un tipo de conocimiento preciso y demostrable que aspira al máximo de la generalización.

Emparentada conel ábaco de manera aún más profunda que la mera forma, se encuentra la lira, instrumento cuyo origen los griegos atribuyeron a Hermes o a la musa Polimnia. Fue el mismo artefacto que tañó Orfeo y el que acompaña a Apolo como símbolo del Estado ciudadano y de la cultura. No es por otra cosa que en el templo de Apolo culminó la devoción griega por la música.

Además, en manos de David, el rey...
tracking img