El absolutismo de luis xiv

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2305 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
“El absolutismo de Luis XIV”

En los inicios del silgo XVIII, el régimen político dominante en Europa era el absolutismo monárquico, que era resultado del poder real iniciado a partir de los finales de la Baja Edad Media. Un régimen absolutista es un sistema político en cual el gobernante no tiene limitaciones de jurisdicciones de ningún tipo; y el monarca absolutista controlaba todos lospoderes y se servia casi siempre de una profunda red de funcionarios y de una legitimación divina (El monarca no era escogido por elección sino por sangre, por herencia y el poder de este monarca como anteriormente lo mencione es legitimado por Dios, es de origen divino.) De igual forma este sistema político se desarrollo entre los siglos XVII y XVIII, distinguido porque el poder estaba concentrado enun gobernante con facultades ilimitadas. Y es menester decir que mediante el transcurso de la Reforma y Contrarreforma, y los conflictos entre los diferentes Estados, Europa enfrentó en el siglo XVII nuevas ideas políticas, que se basaban en la hegemonía de los monarcas, y obviamente en la recuperación evidente de la Iglesia Católica; (ya que anteriormente con la reforma perdió poder, pero lovolvió a ganar gracias al absolutismo monárquico). Volviendo a tomar el tema de la reforma y contra reforma se puede decir que en dicha época el absolutismo y la reforma y contra reforma constituyeron una interesante recapitulación de la historia de Europa desde principios del siglo XVI hasta los inicios de la revolución francesa.

El Absolutismo se forjó como la falta del régimen feudal, ya quelas teorías medievales sostenían que el poder estaba dividido en la voluntad de Dios, y entre el papa que se guardaba la potestad de los asuntos espirituales; y el rey que era delegado del poder temporal.[1] Y el cambio que todo esto dio, fue que la nueva política amparó y protegió este principio: (…) “Los reyes son los ministros de Dios en la Tierra, y, por ello, su autoridad es santa y absoluta,como la de Dios” (…)[2]. De acuerdo a la anterior cita se puede decir que todo esto produjo que no existiera soberano que no se creyese con derecho a ejercer el poder total. Dichas teorías medievales se centraban casi siempre en el Derecho Divino (Poder Divino), y por la voluntad de Dios y de allí se dividía en dos vertientes, que son la espiritual y temporal; El poder espiritual lo tenían laiglesia (el pontífice de Roma), ya que dicho se reservaba toda la autoridad sobre los asuntos espirituales y en cambio el poder temporal era profesado por las instituciones dirigidas por el rey. Aunque era muy común los conflictos entre estas dos autoridades (Divina – Temporal) en la edad media el origen divino de poder real (rey) era usualmente aprobado por el pueblo. Pero aunque la potestad realestaba limitada por las leyes.

Es menester decir que el primer absolutismo que se vio fue el absolutismo monárquico de Luis XIV; El era llamado el Rey Sol y estableció una política de centralización administrativa y favoreció a los burgueses. El reinado de Luis XIV fue un prototipo de monarquía absolutista, donde la nobleza estaba excluida de los asuntos del gobierno. Para Luis XVI el Estado seinvolucraba con el, por eso se le atribuye la frase: (…) “El Estado soy yo” (…)[3]. El gobierno de Luis XIV se caracterizo también por que el tenia una ambición política territorial, ya que se valía de sus derechos hereditarios y de un ejercito muy bien organizado para obtener y lograr sus conquistas[4]. (…) “Mientras tanto, yo no dejaba de hacer tomar puntualmente los planos de todas las plazasde Flandes, y en especial de Bouchain por donde tenia proyectos a comenzar” (…)[5]

Según diferentes autores, como Heinz Duchhardt en su libro La época del Absolutismo[6], el rey tenía el poder gracias a que los obispos (la iglesia) los nombraban y así este primero conseguía una potestad firme sobre la jerarquía eclesiástica, es decir que el monarca gobernaba como si fuera el delegado de Dios...
tracking img