El agobio neoliberal y la educación de la gente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1372 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El agobio Neoliberal y la educación de la gente
Por Jorge Eliécer Camargo Lamo.

Hace unos años un taita Witoto decía que una sociedad es como un cuerpo, particularmente el de una serpiente: Cada parte de ese todo es como un órgano, que tiene una función determinada, imprescindible para que el organismo funcione de manera óptima. Decía que en la sociedad el que manda, es decir el cacique, elpresidente, o quien sea quien lleve la batuta, ocupa el equivalente a la cabeza del organismo, cuya función ideal es dirigirlo correctamente y velar por el buen funcionamiento del engranaje total. Si esta cabeza está mal, decía, todo el organismo va a estar mal y se va a dirigir hacia el lado equivocado. Para que esta cabeza esté bien tiene que tener como principal fundamento la humildad y laconciencia de que está en su posición precisamente para servirle al resto, para lograr que el todo funcione perfectamente y pueda cumplir su cometido en el inexplicable y maravilloso viaje de la vida. Cuando la cabeza siente que es más y merece más que el resto del cuerpo, se genera un desequilibrio, y el organismo no funciona de manera correcta. En nuestra sociedad quien gobierna está a una distanciainmensa de quien ejecuta; las órdenes se dan desde un estrado que mira para abajo a todos los que tienen que llevarlas a cabo, quiéranlo o no. La riqueza se concentra en quien manda y ordena, de manera tan radical que la distribución de recursos es históricamente inequitativa e injusta. Quienes tienen, que son pocos, acaparan la absurda mayoría de la riqueza, dejando a muchos con lo justo parasostenerse en la vida y al resto aislado y sin posibilidades de acceder a un estilo de vida decente.
Si nos ponemos a reflexionar en quién es la cabeza de nuestra sociedad, como país, pensamos inmediatamente en el “representante legal”, es decir, el presidente. Pero resulta que el conjunto de la sociedad humana no se limita a un país y el cacareado y caduco discurso de la soberanía nacional sedesdibuja frente a la realidad de un mundo “globalizado”, donde las relaciones y transacciones se ejecutan a un nivel mundial, e intereses más poderosos e influyentes son los que determinan las decisiones a tomarse en el concierto del orden planetario. La palabra liberalismo, socioeconómicamente hablando, se refiere a la libertad ante todo del mercado, del derecho de invertir, ganar, poseer bienes ypropiedad privada y explotarlos en beneficio propio, en un ámbito global donde el intercambio prima sobre el resto de factores como el social o el ambiental. Es una visión bastante distorsionada de la libertad, donde no se toma muy en cuenta la posición del otro, a menos que nos incomode o nos sirva para lograr lo que queremos. En una sociedad de este talante, demasiados factores entran en juego,creándose una especie de red interdependiente de causas y consecuencias: Lo que afecta la realidad inmediata de una aldea puede que no tenga que ver en su germen con ella, sino con lo que ocurre en algún alejado lugar del planeta. Es decir, por citar un ejemplo imaginario cualquiera, una comunidad indígena del Paraguay empieza a morir y a extinguirse repentinamente debido al consumo de aguacontaminada por la explotación minera efectuada a algunos kilómetros por una transnacional belga, la cual se dedica a producir insumos basados en el mineral explotado que son requeridos especialmente en Rusia y China. De la misma manera, las decisiones de un presidente al interior de su país son consecuencia de las demandas particulares de esta lógica de mercado y no siempre (casi nunca) obedecen a loque su país necesita, por lo que cabe preguntar: ¿Cuál es la real cabeza de nuestra sociedad?
Sin pretender dar respuesta a la anterior pregunta, ubicamos ahora el tema de la educación dentro del sistema sociopolítico – económico actual, el Neoliberalismo (progresión histórica del liberalismo original, en la cual se retoman los valores primitivos y el proceder de esta doctrina, desmontándose las...
tracking img