El agua

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2853 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Calentamiento global: perspectivas desde el anarquismo
Lun, 23/04/2007 - 23:34 — lobison
El calentamiento global ¿es o no es una amenaza para la vida? ¿Qué es lo que debemos hacer los anarquistas? ¿Hacia donde apuntar nuestra acción? Lejos de existir hoy consenso sobre el tema dentro del movimiento, he aquí algunas reflexiones sobre un tema que lamentablemente tendremos que discutir por muchotiempo.
www.geocities.com/grupo_libertad
Calentamiento global y catastrofismo: tapando el sol con un dedo.
(Publicado en el último numero de Libertad (Argentina) y en Tierra y Libertad (España)
Uno de los temas que se está poniendo de moda desde hace un par de años es el calentamiento global y sus consecuencias, al que ya le hemos dedicado algunas líneas desde esta publicación. Aunque en lagran mayoría de las menciones que se hacen en los medios de comunicación coinciden en que el calentamiento global y su consecuente cambio climático son una realidad a la que tenemos que irnos acostumbrando, fue para mí algo inesperado el enterarme que había opiniones libertarias que planteaban importantes discrepancias sobre el asunto. Más aún teniendo en cuenta que habían sido vertidas en unperiódico tan prestigioso como “Tierra y Libertad” de España, una de las publicaciones anarquistas más perennes, tradicionales y prestigiosas de nuestro movimiento. El artículo se titulaba Del empleo del catastrofismo en la ideología dominante y estaba firmada por Philippe Pelletier, un compañero de origen galo. La argumentación intenta probar como el discurso del calentamiento global -de una retórica yuna estética catastrofista- además de falso, es funcional al sistema, es decir, sirve como un instrumento para consolidar la dominación social. Si bien el autor de la nota opina indudablemente desde una postura anarquista, mi visión del calentamiento global es diametralmente opuesta a la de Pelletier. Por lo tanto no pretendo desde este lugar hacer una crítica ideológica del compañero sinodebatir posturas con respecto a la específica temática del calentamiento global.
La mayoría de los estudios e informes sobre el calentamiento global han llegado a la conclusión de que, en mayor o menor medida, ha sido causado por la emisión de gases invernadero -en especial CO2- producto de la actividad humana. Lejos están los científicos del desacuerdo que Pelletier imagina sobre el asunto y más aúnde existir una invención periodística del problema. Más bien existe un interés creciente de medios de prensa allegados a sectores industriales, petroleros y automotrices, cuando no al gobierno norteamericano en desinformar sobre el asunto y poner paños fríos a una situación que es injustificable éticamente e insostenible políticamente. Aunque pueda parecer vergonzoso, no deja de ser menos real queel huracán Katrina hizo perder más votos a Bush que toda la muerte y destrucción que llevó adelante en el Golfo Pérsico.Lo que está en juego no son teorías científicas acerca de si es la acción humana o es un patrón cíclico natural el generador del cambio climático, sino políticas industriales, modelos de desarrollo y de expansión de las grandes potencias, así como costos políticos frente adesastres naturales cada vez más frecuentes. Los propios EE.UU. están reconvirtiendo su industria automotriz no por causa del calentamiento global sino por la futura escasez de petróleo: la energía barata se terminó y las alternativas se revelan como de primitivo desarrollo y capacidad (energía eólica o solar) o de utilidad controversial (energía termonuclear e hidroeléctrica). Aún nos resultainimaginable un mundo sin petróleo. Si los pocos años de “energía sucia” que nos quedan a los humanos los estigmatizamos como una amenaza a nuestra supervivencia, nos enfrentaremos a la crisis económica, las hambrunas y la destrucción de los estándares de vida actuales antes de haber hallado una solución al problema energético, argumentan desde los despachos de las multinacionales.
He aquí una de las...
tracking img