El agua

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1265 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
REVISTA DE EDUCACION - ESTUDIOS IrXII , 1$(1
y con la mayor cantídad posíble de juegos y descanso.
Decimoséptima. A1 e 1 a b o r a r los programas,
debe tomarse en consíderacíón el horarío máxímo
de trabajo y cuídar de que sean compatíbles
con un régimen adecuado de descanso y tiempo
libre. Los programas actuales de ensefianza media
deberán ser reducídos en eutensíón, símplíiicados,espaciándo las nociones y práctícas, y
acompasados al ritmo evolutivo del escolar, graduando
las nociones y dosífícando la díficultad
de abstraccíán.
Dec3moctava. El tíempo libre deberá consíderarse
necesarío no sólo para el descanso, síno
para la formacíón íntegral del cíudadano, a través
del deporte, lectura, espectáculos y otros
acíos, y aun para el mísmo trabajo personal responsable.Dectmonovena. El escolar tiene derecho a que
se le respeten unas horas díarias de tíempo líbre,
algún dia de asueto semanal y adecuados períodos
de vacación trimestral y anual. Bería de
desear que el Ministerio fijara uníformemente la
tarde de asueto semanal en día laborable.
Vigéstma. 3e estima que las vacacíones veraniegas
deberían reducirse a un máxímo de dos
meses y medío, coíncídentes conla canícula, dístribuyendo
los días restantes en vacacíones intercaladas
en el curso.
Vigésima primera. El derecho y necesídad de
tiempos de ocio en el escolar comporta, por parte
de las autoridades, el compromíso de crear campos
e instalacíones de juego sufícientes en todo
el país. Las delegaciones nacíonales de la Sección
Fenemína y Juventudes deben ser dotadas
de los medios precísospara formar el número
suficiente de dírígentes y aportarios cuando y
donde fuesen necesaríos.
Vigésima segunala. Sín menoscabo de la aplicacíón
que tengan las anteriores recomendaciones
a la enseñanza superior, este Consejo se propone
estudíar en una próxíma convocatoria los
problemas que afectan al estudiante universítario.
yII
La supervisión escolar `
ADOLFO ^ViAILLO
SITUACIONESNACIONALES Y TIPOS
DE SUPERVtSORES
' aJ Como hemos índicado ya, las tres fases
^estabiecidas en la evolución de la supervisíbn
cumplen un papel de puro esquema, es decír, son
como una reticula que nos ayuda a encuadrar la
realídad, pero que en manera alguna íntenta
violentarla y menos aún suplantarla. 81 hemos
insístído tanto en los periodos de transición entre
una etapa y otra es para destacarel carácter
compuesto o ecléctico de la realidad, que nunca
ofrece los tipos puros forjados por nuestra
mente.
Por otra parte, como ocurre síempre en los
fenómenos humanos, las etapas se suceden, pero
no se suprímen; por el contrario, tíenen síempre
eierto carácter cumulativo, en el sentído de que
* La prímera entrega del presente estudio de nuestro
conae^ero de redacción, Adolfo Maíllo,ae ha publicado
en el número 179 (marzo de 1988) de la RavraTn uE
Envicecióx. Comprenfle los sigulentes apartados : I, xIntroduccibnb;
II, aPolítica, técníca y supervisiónu, y
III, aEvoluclón de la funclón supervlsora», cuyo último
capitulo se inserta en este número.
cada una de ellas perdura, con mayor o menor
intensidad, en las posteríores. No debe sorprender,
pues, que la fínalidad devígílancia y comprobación
-caracteristíca esencial de la supervisíón
en su prímera época- no desaparezca del
todo ní aun en la fase de relatíva autonomía
funcional del sistema escolar. Variarán las instancías
que, en uno u otro sentído, y con mayor
o menor amplítud, regulen las actívídades de
supervisíón ; cambíarán las agencías a las que el
supervísor debe remítir sus ínformes en relacióncon el estado de la enseñanza; pero tales funciones
permanecerán, como recursos en casos
excepcionales, al menos en tanto la madurez
profesíonal no se traduzca en formas eficientes
cie autoexigencia indívidual o de sanción corporativa
y síempre como mera facultad de proposición,
pues la imposición de sancíones -y aún la
graduacíón de mérítos con reflejo dírecto en la
vida profesional de...
tracking img