El albur, no es tan masculino como se piensa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2914 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ALBUR, NO ES TAN MASCULINO COMO SE PIENSA

El albur es un juego de palabras en doble sentido, “el doble sentido no contiene el chiste más que una palabra susceptible de una múltiple interpretación, que permite al oyente hallar el paso de un pensamiento a otro, paso que -siempre un tanto forzadamente- puede hacerse equivaler a un desplazamiento.”(Freud 1905)

El hablar en doble sentido,permite al hombre desarrollar su comprensión ya que piensa de una manera con la cual puede entender el significado escondido en las palabras que le son dichas, al rodearse de dichas palabras, su reacción y entendimiento es más rápido debido a la experiencia que se va formando.

El mexicano por medio del albur intenta mostrar la masculinidad que tiene, cuando dice palabras en doble sentido ochiste tendencioso para otro hombre, lo hace con la intención de mostrar que es más hombre y debe ser respetado.

Basándonos en el libro de Simón Freud “el chiste y su relación con el inconsciente, se mostrará el significado del albur, identificando la personalidad del mexicano en este caso “el pelado” como lo define Samuel ramos en su libro “Perfil del hombre y la cultura en México” y algunosensayos de Octavio paz en su libro del “Laberinto de la soledad”, con dichas bibliografías se podrá hacer un análisis en el cual pueda explicarse el por qué el mexicano se siente tan hombre en el momento de decir algún albur, pero sin saber que en realidad dejan susceptible su parte homosexual.

“El lenguaje popular refleja hasta qué punto nos defendemos del exterior: el ideal de la "hombría"consiste en no "rajarse" nunca. Los que se "abren" son cobardes. Para nosotros, contrariamente a lo que ocurre con otros pueblos, abrirse es una debilidad o una traición. El mexicano puede doblarse, humillarse, "agacharse", pero no "rajarse", esto es, permitir que el mundo exterior penetre en su intimidad.” (Octavio Paz 1950)

Los mexicanos siempre intentan defenderse del sentimiento deinferioridad que tienen, basándonos solamente en la personalidad del pelado, el cual tiene mayores factores para analizar, éste nunca se “raja”, ya que en el momento que lo hace, tenderá a las burlas y pondrá en duda la hombría que tiene, prefiere seguir el juego del albur hasta que alguno de quienes tienen esta pelea de palabras, resulte perdedor, para ellos es preferible ser un perdedor que intentódefenderse, a rajarse y ser un “puto” como ellos lo denominan. Psicológicamente El chiste tendencioso es agresivo, está basado en las obscenidades en las cuales los mexicanos casi siempre piensan, puesto con esto dejará en la desnudez a quien alburean.



El pelado lo único que tiene para defender es su hombría, y el hecho de permitir mostrar su debilidad ante los demás, es lo más denigrante quepuede existir, puesto que lo único que tienen, según ellos, se les es arrebatado y son sometidos a burlas.

Para Simón Freud, el albur es un tipo de chiste, el tendencioso, que muestra como la masculinidad que el hombre pretende demostrar con los albures, no es otro resultado que la parte homosexual que éste tiene, en el momento de poner a otro hombre en la posición de la mujer, esto quieredecir en una posición inferior, el que es penetrado.

“El homosexualismo masculino sea considerado con cierta indulgencia, por lo que toca al agente activo. El pasivo, al contrario, es un ser degradado y abyecto. El juego de los "albures" —esto es, el combate verbal hecho de alusiones obscenas y de doble sentido, que tanto se practica en la ciudad de México— transparenta esta ambiguaconcepción.”(Octavio Paz 1950)

Quien comienza el albur es considerado como aquel que es el hombre activo, por esta razón es respetado, ya que termina “chingando” al otro, utilizando la palabra chindo como Octavio Paz la definió, “Lo chingado es lo pasivo, lo inerte y abierto, por oposición a lo que chinga, que es activo, agresivo y cerrado. El chingón es el macho, el que abre.” (Octavio Paz 1950),...
tracking img