El alcoholismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 77 (19226 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
ELOY LÓPEZ
1 KELLY DALLTON Y LA SUSTANCIA DEL SOL

COMETA AZUL

2

Eloy López Kelly Dallton® y la sustancia del sol

Diseño, maqueta y diagramación: Víctor Martínez. Ilustraciones de cubierta: Wiliana Atencio. Depósito legal: lf061200880043 ISBN: 978-980-232-986-1 Primera edición: Maracaibo, 2008 Impresión: Ediciones Cometa Azul e-mail: cometalibros@hotmail.com tlf: 0424 664 9784Reservados todos los derechos. “Kelly Dallton”®, personajes, y todo lo relacionado es propiedad de Eloy López. Queda rigurosamente prohibida, sin la autorización escrita del titular de los derechos de autor, bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, incluidos la reprografía y el tratamiento informático, así como ladistribución de ejemplares mediante alquiler o préstamo públicos.

3

Para Wiliana Atencio, cofundadora de la corporación…

4

1 LA TARTA EXPLOSIVA

El día que Kelly, muerta de ganas había estado esperando, finalmente llegó. Sin embargo, no parecía tan emocionante como su imaginación le había sugerido. El mediodía transcurría en silencio y las horas parecían congeladas. La casa entera sehallaba sumida en la más pacífica y a la vez inquietante atmósfera que apareciera en años en el interior del espacioso domicilio. Un silencio tan sólido que ni el más mínimo chasquido se atrevía a perturbarlo. Hasta la misma presencia de la chica, plantada en medio de la sala con mirada flotante, parecía efímera, irreal, como un espejismo. Era en estos momentos cuando la apabullante quietud delambiente no dejaba lugar a otra cosa que a la autoexploración de los pensamientos y sentimientos más inmediatos. Esas consideraciones que se resisten a salir a flote en el torrente intelectual con la inseguridad propia de quien está a punto de liberar un secreto prohibido, y que siempre parecen tener la oportunidad de revelarse en el momento más decisivo. Kelly era corroída por uno de estosimpulsos, que la había hecho transpirar por días, y finalmente, en el último momento, se dejaba ver entre el claroscuro de su conciencia, tan firme que no admitía prórroga. Y es que este día sucedería algo que, de sólo imaginarlo, se le calentaban las orejas… Se trataba de un reencuentro que, se lo propusiera o no, quedaría plasmado en su memoria por mucho tiempo. No obstante, al principio estuvo dudosa;como ahora, regodeándose en el dilema de si valdría la pena revivir aquellos recuerdos sepultados muy dentro de su conciencia; pero finalmente había decidido arriesgarse. Y no era un riesgo precisamente porque fuera peligroso en su sentido más práctico; pero si bien no era su integridad física la que podría salir perjudicada, tal vez fuera demasiado caprichoso revolver los recuerdos de la másemocionante y significativa amistad de su vida. Ahora no había forma de abandonar; pero esto no la tenía muy preocupada, porque casi siempre, por naturaleza, cuando se proponía algo no le resultaba fácil dar marcha atrás. Era dueña de una personalidad resuelta, cosa de la que estaba orgullosa pues, a su criterio, ya no había mucha gente con dicha cualidad. Años atrás, durante las experiencias de suinfancia, conoció a Suníl ¡Aun recordaba ese día! Cuando lo vio entrar en el aula de clases. Sólo había cinco alumnos; incluidos ellos dos. Era un niño distinguido, con interés en la mirada y el pelo negro, grueso y alborotado. Al instante, aún a esa edad, su intuición le indicó que ella y él tenían algo en común. Y no se equivocó… Sin duda, la infancia había sido una época de júbilo. Una etapa desu vida tan llamativa como la forma despreocupada de un graffiti en un muro. Se metían en mil y un problemas con el sólo propósito de afrontar las consecuencias juntos, como un buen equipo. La lista de vivencias era casi infinita. Se trataba de realizar la mayor cantidad de travesuras sin sentido para llenar aquellos lánguidos bloques de tiempo. Épocas que había pasado junto al cómplice que...
tracking img