El alma de la toga

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (888 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El alma de la toga

El alma de la toga es un libro escrito por Ángel Ossorio y Gallardo, donde narra detalladamente, la formación que debe mantener el abogado durante su practica como tal, así comode las enseñanzas y muestras que deberá mantener para quien de el aprenda.

Quién es abogado: Abogado no será aquel que de memoria redacte el pandectas, o las institutas si no aquel que se apasionepor su arte, el que busca no llevar a su cliente a lo que este le pida, si no a la emanación pura de la justicia, el que de ella ejerza permanentemente.
La fuerza interior: Menciona como es precisaesa fuerza interior que distingue a la abogacía de otras profesiones, ya que en el campo de guerra se haya en una especie de confinamiento en solitario publico, cuando si bien no se haya privado de lalibertad, se encuentra solo a la condición de la confianza, esto mencionado como que lo único meramente formal con lo que contamos los abogados, es eso, nosotros mismos como abogados. Debemosaprender a confiar en nosotros mismos, sin tener como condicionales las opiniones de los demás colegas, que muchas veces podría no ser la más correcta o la indicada.
La sensación de la justicia: Al sernosotros un ministerio para la ley, debemos notar dicha puntualización “ministerio para la ley” esto que señalo es sin lugar a dudas vértice de la piedra angular en la abogacía, como resulta que aquellosque peleasen en nombre de los gobiernos liberales, que abogaron contra la pena de muerte, sean hoy los que ahorcan y fusilan a mansalva. ¿Donde esta lo justo? No podemos juzgar con base en lo quepuntualice la ley, hay que vivirla, hay que interpretarla.
La moral del abogado: Uno de los conflictos más grandes a los que se enfrentan muchas veces los colegas, que es sin lugar a dudas loprimordial, mantener la moral o Desistir de la misma. Si bien somos parte fundamental de nuestro ingenio, este no deberá prevalecer por encima de nuestra moral, Basarnos en la rectitud de nuestra conciencia....
tracking img