El alma de la toga

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4052 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCION

Este libro nos habla sobre el abogado y es de gran ayuda para los jóvenes que estamos cursando la carrera en Derecho ya que trata de guiarnos sobre la formación que debe tener un verdadero abogado, en primer lugar coloca el requisito más importante que es ser bueno, ser firme, ser prudente, la ilustración y la pericia. Pero no son solo estos los requisitos que necesita un abogado.También hace gran referencia a la diferencia que existe entre ser Abogado y Licenciado en Derecho, el segundo es un estudioso de las leyes con una cédula que le permite el ejercicio del oficio, mientras que el abogado es la persona que dedica su vida para abogar por otra persona, dando consultas y ejerciendo la profesión de manera continua e ininterrumpida.

QUIEN ES ABOGADO

El autorconsidera que la abogacía es una concreción profesional. Y dice que el título universitario no es de "abogado", sino de "licenciado en derecho", que el verdadero abogado debe dedicar su vida a dar consejos jurídicos y pedir justicia en los tribunales. Y quien no haga esto solo podrá ser licenciado en derecho pero abogado no.
En su conclusión, el abogado es, el que ejerce permanentemente la Abogacía.Los demás serán solamente licenciados en derecho, pero nada más.
Sin embargo, yo pienso que el ser Abogado y el ser Licenciado en Derecho tienen que estar juntos, que ir de la mano, porque ¿Cómo va un abogado a pedir justicia y a dar consejos jurídicos sin tener un titulo que te autoriza para ejercer la profesión? Y ¿Cómo va a ser Licenciado en Derecho sin tener el alma de un abogado, del quededica su vida a la justicia?

LA FUERZA INTERIOR
Para mí la fuerza interior es creer y confiar en ti, vivir tu vida sin importarte que piense la gente, establecer y cumplir tus metas, ya que esta fuerza solo es por ti y para ti y cuando nuestra dignidad se vea empañada por críticas o agresiones debemos siempre mantener nuestro orgullo en alto y hacer justicia o pedirla. Debemos encontrar esafuerza dentro de nosotros que nos impulsa a seguir adelante, ya que esta fuerza no la encontraras en ninguna otra parte.
Se menciona que el abogado tiene que comprobar a cada minuto si se encuentra asistido de aquella fuerza interior, pero en cuanto resulten dudas en éste punto debe cambiar de oficio. Es precisa esta fuerza interior que distingue a la abogacía de otras profesiones, ya que en el campode guerra el abogado se encuentra solo a la condición de la confianza, que es lo único meramente formal con lo que contamos los abogados, es eso, nosotros mismos como abogados.
Debemos aprender a confiar en nosotros mismos, en vivir nuestra vida sin tener como condicionales las opiniones de los demás colegas, que si bien son validas, muchas veces y por la práctica moralista de cada caso, podríano ser la más correcta o la indicada.

LA SENSACION DE LA JUSTICIA
“La justicia no es fruto del estudio, sino de una sensación”.
El significado que yo le doy a esta frase es que no debemos actuar tan apegados a las leyes. No podemos juzgar solo con base en lo dice la ley, sin duda, hay que vivirla, hay que interpretarla.
Ser abogado no es saber el Derecho, sino conocer la vida. El derechopositivo está en los libros, pero lo que la vida reclama no está escrito en ninguna parte.
"Las leyes, los códigos no deben ofrecer ningún interés”. Se aprende a leer con imágenes y se aprende la vida con hechos. Procure ver y observar. Estudie la importancia de los intereses en la vida humana.

LA MORAL DEL ABOGADO
La abogacía no se cimienta en la lucidez del ingenio, sino en la rectitud dela conciencia. Malo será que erremos y defendamos como moral lo que no es; pero si nos hemos equivocado de buena fe, podemos estar tranquilos. “Nuestro oficio, ¿Es hacer triunfar a la justicia o a nuestro cliente? ¿Iluminamos al tribunal o procuramos cegarle?
Yo estoy de acuerdo con que el abogado debe tener limpia su conciencia, que éste no debe aceptar asuntos que para su conciencia sean...
tracking img