El alma

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2080 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Emilio, o De la educación es un tratado filosófico sobre la naturaleza del hombre escrito por Jean-Jacques Rousseau en 1762, quien la creía la “mejor y más importante de todas sus obras”,[1] aborda temas políticos y filosóficos concernientes a la relación del individuo con la sociedad, particularmente señala cómo el individuo puede conservar su bondad natural (Rousseau sostiene que el hombre esbueno por naturaleza), mientras participa de una sociedad inevitablemente corrupta. En el Emilio, Rousseau propone, mediante la descripción del mismo, un sistema educativo que permita al “hombre natural” convivir con esa sociedad corrupta.[2] Rousseau acompaña el tratado de una historia novelada del joven Emilio y su tutor, para ilustrar cómo se debe educar al ciudadano ideal. Sin embargo, Emiliono es una guía detallada, aunque sí incluye algunos consejos sobre cómo educar a los niños.[3] Hoy se considera el primer tratado sobre filosofía de la educación en el mundo occidental.
Emilio, junto al Algunos pensamientos sobre la educación de Locke, es considerado una de la obras fundamentales acerca de la educación en el siglo XVIII -ambas obras constituyendo las bases de propuestaseducacionales posteriores, tales como por ejemplo, “Practical Education” de Maria Edgeworth. Sin embargo, hay una diferencia central -que algunos sugieren reflejan el cambio de clima intelectual que tomo lugar en esa época- entre ambas. El tratado de Locke -a pesar que sus sugerencias fueron rápida y generalmente percibidas como aplicables a todo estudiante[4] - esta pensado en relación a la educación de uncaballero, con la intención de preparar miembros de las clases altas para la vida en la nueva sociedad que estaba emergiendo. La obra de Rousseau -en la otra mano- fue revolucionaria, con la intención expresa que sus propuestas son aplicables a todos a fin de formar “buenos ciudadanos”, lo que lo convierte en el primer tratado que expresa abiertamente las concepciones liberales de la época enmaterias de educación. Dado eso, no sorprende que fuera quemada en publico.
El Emilio se prohibió y quemó en París y en Ginebra, con la excusa de un controvertido fragmento sobre la “Profesión de la fe del vicario de Savoyano”; (vre mas abajo) pero, a pesar, o a causa de su reputación, rápidamente se convirtió en uno de los libros más leídos en Europa. Durante la Revolución francesa el Emilio sirviócomo inspiración del nuevo sistema educativo nacional.[5]
EL EMILIO
 
Según Rousseau la educación del hombre empieza desde que nace y en ella la experiencia ocupa un lugar primordial.
Sobre los hábitos que el niño debería o no tener, sería mejor prescindir de cualquiera de ellos.
Cuando se le presenten los conocimientos al niño deberán de darse en forma tal, que a futuro se exprese yactúe de esta manera. Sobre la expresión oral, es menester que él hable de manera natural sin darle normas que lo encadenen, es preciso permitirle manejarse con tal libertad, que le permita desarrollar su razón, porque la buena educación ha de formar finalmente un hombre racional.
Formar el individuo implica, no someterlo a la obediencia por la amenaza o el halago, sino por la persuasión de suinterés. Por lo que las normas y leyes que el adulto viola continuamente debieran estar ausentes; pero las leyes de su natural evolución deberán señalárselas, porque estas son las de la vida natural, dado que la libertad bien aplicada es el mejor instrumento para la independencia del individuo.
El niño, más que cientos de palabras, necesita para su formación actos positivos que imitar, porque élobserva y de sus observaciones deduce cuales son las mejores conductas, las que estando en contacto con el mundo natural dañen; aún cuando se equivoque, de la experiencia del error obtendrá más enseñanzas que de mil discursos.
Al niño no debe dársele todo, por el contrario, deben promovérsele las condiciones para que él obtenga sus satisfactores atendiendo a su natural interés; de esta suerte...
tracking img