El almez del prado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (471 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El almez del Prado

Rafael Ceballos Jiménez

Vicedecano del Colegio de Ingenieros de Montes

Unos años más tarde de que le ordenaran a Boutelou, jardinero y arborista mayor del reino, lamultiplicación sin tasa de robles, olmos, almeces y fresnos con cuyo auxilio se realizasen los ornamentos de las calles de sombra de los Reales Jardines, se iniciaron los trabajos de la gran reforma delprado de los Jerónimos. Con esta obra se soterró el arroyo de Valnegral y, sobre el terreno nivelado, se construyó un paseo con jardines y fuentes al que se adosó el magnífico edificio neoclásico,diseñado por Juan de Villanueva para Gabinete de Ciencias Naturales, pero que acabó constituyéndose en la actual sede de la primera pinacoteca de Madrid.

Los actuales jardines que rodean el museo y elmonumento a Murillo que da nombre a la Plaza que se forma entre el Museo y el Jardín Botánico datan de 1871 y debió ser en esa fecha cuando se plantara el majestuoso almez –Celtis Australis- .que hace decharnela entre el paseo y la plaza.

Este ejemplar, catalogado como árbol monumental de Madrid, tiene una altura de 25 metros con un diámetro de copa, asimismo, de 25 metros y un perímetro en sutronco de casi 4 metros.

La especie no suele sobrepasar esa altura, con un tronco recto, robusto, de ramas principales gruesas y ascendentes y ramillas más o menos extendidas, a veces casi colgantes.La corteza lisa y grisácea; las hojas lanceoladas, rugosas, más o menos irregulares en la base y de color verde oscuro. Las flores pequeñas y amarillas se transforman en frutos carnosos, algoglobulosos, del tamaño de un guisante –almecinas-. Se desarrolla en regiones de clima suave, principalmente sobre suelos sueltos y algo frescos, tanto ácidos como calizos, apareciendo incluso entre lasmismas rocas en barrancadas y laderas pedregosas, alcanzando altitudes superiores a los mil metros, como en Torrelodones cuya fortaleza tomó su nombre de la masa arbolada de almeces o lodones que en su...
tracking img