El alumno que queremos formar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3119 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
-----------------------
"2009-Año de Homenaje a Raúl SCALABRINI ORTIZ"

Ministerio de Educación

Documento de trabajo

Del alumno ideal al alumno real: lo que puede la escuela hoy.

“Si aceptamos la imagen de la ocasión como una grieta que permite la

instalación, la construcción de mundos, y la ocasión es, pues, algo que se da

o que es dado, un suceso, ¿de quémanera se distribuirán las ocasiones?

¿con qué criterio? ¿con qué vara? ¿cuáles son las condiciones para la libre y rica disponibilidad de ocasiones? (...) Un repartidor de ocasiones tiene un papel de mucha importancia en esta sociedad cruenta, tendría que
aprovecharlo."

Graciela Montes 1

El trabajo de enseñar, hoy más que nunca, se presenta como undesafío que nos invita a
reflexionar sobre los niños y jóvenes que están en las escuelas. Pareciera que nada es como era... o como imaginábamos que debía ser.

“Llegan a la hora que quieren… mientras cantamos a la bandera todos están hablando…

entra la profesora y cada uno sigue en la suya… parece que vienen a la escuela vestidos como si fueran a bailar… yo tengoderecho a opinar… ya no hay tiempo de enseñar, la escuela se convirtió en comedor, ropero, centro de salud, lugar de contención, refugio contra
la violencia familiar, la drogadependencia... nadie les pone límites... para ellos “todo vale”... ahora se ponen aros por todos lados... con la beca que reciben se compran celulares...
estos alumnos no son como los de antes... nada lesinteresa...”

En el diálogo con los colegas, es frecuente la sensación de sentirse desbordados,

impotentes, paralizados frente a realidades en las cuales es sumamente difícil desplegar los aprendizajes y la experiencia. Muchas veces, estas realidades inéditas nos pellizcan, nos dejan sin palabras, nos producen malestar. Se presentan bordeando ciertoslímites tolerables, impactan fuertemente sobre nuestra posibilidad de imaginarles a estos niños y
jóvenes un futuro, de imaginarles otros destinos. Ante escenarios que se perciben muchas

1 La ocasión. Conferencia del 22 de julio de 2002 - Feria del Libro Infantil y Juvenil, Buenos Aires

Dto. de Capacitación.
Dirección Nacional de Gestión de la Educación. Ministerio deEducación de la Nación.

1

[pic]

"2009-Año de Homenaje a Raúl SCALABRINI ORTIZ"

Ministerio de Educación

veces como ajenos, algunas herramientas parecen perder eficacia. Ya no resultan efectivas
porque no sólo los niños y los jóvenes no son como eran antes; los adultos tampoco lo somos.

Los alumnos que están hoy en nuestras escuelas poco tienen que ver conaquel alumno
para el cual fuimos preparados. No siempre nos encontramos con alumnos correctos, prolijos, descansados, dispuestos a aprender y respetuosos de la figura del docente.

¿Qué hacer cuando, para poder enseñar, es necesario “convertir” a ese niño y/o
adolescente en alumno? ¿Qué condiciones tenemos que generar en las escuelas para poderenseñar y para poder aprender?

Al ingresar a la escuela, los niños y los jóvenes traen atributos que son propios de su ámbito

de referencia: su pertenencia social, su modo de vestir, su lengua materna, sus inquietudes,

su comportamiento, entre otros. De la misma manera, los docentes, con sus modos de ejercer la tarea cotidiana, ponen en práctica normas y propósitos definidos porlas escuelas
en el marco de los sistemas educativos en que éstas están inmersas. La relación entre el docente y el alumno es una de las manifestaciones de la compleja articulación entre “lo
educativo” y “lo social”.

Articular “lo educativo” y “lo social” implica, por un lado, cuidar que todas las familias
dispongan de los recursos necesarios para que sus...
tracking img