El amor en los tiempos de colera

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4924 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL COLERA(RESUMEN)
CAPITULO I
Era un día de pentecostés cuando el doctor Juvenal Urbino muy temprano entro alcuarto de un gran amigo, don Jeremiah de Saint – Amour, que había tomado lamas lamentable de las decisiones, se había encerrado en su cuarto con unsahumerio de cianuro de oro quien al lado de su fiel amigo el perro, debierontener un lento fallecimiento. Eldoctor Juvenal al presenciar aquello, ordeno queno se le realizara ninguna autopsia al comisario ni al estudiante auxiliar que fuesu alumno, puesto que don Jeremiah era uno de los amigos del doctor, y sereunían cada noche para jugar una partida de ajedrez. El comisario encontró unsobre dirigido al doctor Juvenal, el cual al ser leído por el doctor encontró unosonce pliegos de petición yrevelación apenas leyó las primeras partes y ordenoque se le entierrase a don jeremiah de la manera mas digna y lo mas prontoposible evadiendo todos los tramites burocráticos. También indicó al comisarioque dijese a la opinión pública y a la prensa que había muerto por muerte natural. El doctor era una de las pocas veces que había de faltar a la misa depentecostés, pero lo que tenía quehacer valía la pena, al leer las revelacionesde su amigo Jeremiah, el doctor ordenó a uno de sus sirvientes que le llevara ensu coche a una de las zonas de la ciudad, la mas marginada. Al ir por aquellaszonas, con un carruaje de la época colonial, bien conservada con todos los lujos,algunas pandillas de grupos juveniles estaban tras el carruaje, pero el cocherocon el látigo del loscaballos los espantaba. Al llegar a la dirección indicada en el
sobre el doctor Jeremiah se encontró con una mujer vestida de luto y con unarosa; el doctor se sorprendió muchísimo al saber que aquella persona habíasido la amada del don Jeremiah, y mas aún cuando esa persona supo de lamuerte del mismo. La mujer le explicó por qué Jeremiah había decidido quitarsela vida, don Jeremiahera una persona bastante culta y por lo tanto sabia ycuando el era joven decía que “yo nunca seré viejo” solo era interpretar estaspalabras para entender su cometido.
El Doctor Juvenal se marcho de aquel barrio desconcertado por aquellaspalabras y mas aún al observar esa otra parte de la ciudad que no conocía,considerándolo lugares precario e incivilizados. Cave señalar que elDoctorJuvenal era una persona un tanto discriminadora, puesto que su clientela eragente de un estatus social bastante elevado, de tal manera que ignorabaaquella parte de la ciudad.
Cuando llego a su hogar, un lugar bastante amplio con todas las comodidadesy lujos se encontró con su esposa doña Fermina Daza, con quien había pasadolos mejores años de su vida y con quien tenía un hijo yuna hija. El doctor Juvenalal encontrarse con su esposa le conto lo sucedido, pero no causo muchaimpresión en doña Fermina Daza puesto que no lo conocía en persona solosabia que era un lisiado de guerra y que era un gran jugador de ajedrez yexcelente fotógrafo de niños. Esa tarde el doctor Juvenal tenia planificado unalmuerzo por el aniversario de bodas de plata de su colega el Dr.LacidesOlivella, que era el mayor acontecimiento social del año. Sin embargo el Dr.Juvenal era un hombre bastante planificado y rutinario, y que empezaba sujornada con los primeros cantares de lo gallos e iba a visitar a sus pacientes,
luego en la tarde después del almuerzo se ponía a leer en la terraza distintoslibros en compañía de su loro que era un experto en hablar y cantar enmas decuatro idiomas. Esa tarde no fue la excepción, ya se había olvidado de su amigoJeremiah puesto que aquello ya estaba predicho. Luego doña Fermina Dazaempezó a alistarse y de la misma forma al Dr. Juvenal puesto que éste ya tenía81 años y le dificultaba actuar solo. Lo mismo le pasaba con su memoria, yaestaba sintiendo los distintos síntomas de la vejes y esto no le agradaba...
tracking img