El amor enamorado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 59 (14693 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El amor enamorado
Lope de Vega

PERSONAS: SIRENA, nympha. ALCINO, labrador. DAPHNE, nympha. SILVIA, labradora. BATO, villano. PHEBO. ARISTEO, Príncipe de Thesalia. PENEO, río. COREBO, criado. VENUS, diosa. CUPIDO, LA LUNA. DIANA, diosa. JÚPITER. LISENO, padre de Sirena.

Jornada primera
Sale Sirena, ninfa, huyendo. SIRENA Júpiter, sacra deidad, piedad si no falta en vos, que dejarais de serdios si os faltase la piedad: blasón de la majestad es tenerla aunque castigue, y a que la espere me obligue; que no me hubiérades hecho para ser alma del pecho de una fiera que me sigue. No sé por dónde dilate

el pecho, de temor lleno; ¡cielos, volvedme veneno porque al comerme le mate! Cuando esta venganza trate, justo fue si muero ansí; pero, ¡qué necia, ¡ay de mí!, a tal remedio osprovoco; que fuera veneno poco para el que ella tiene en sí! Ya, Silvia, pues no hay favor en los dioses, montes, dadme socorro, o precipitadme: será piadoso rigor; no hay muerte como el temor, aunque después me la den; peñas, encubridme bien, creced, robles, aumentad las ramas; ¡cielos, piedad, mis padres matáis también! Sale Alcino, labrador, galán. ALCINO Por aquí pienso que fue; éstas son, ¡aysuerte mía!, de las flores que cogía, y debe el prado a su pie. ¿Si la hallaré? ¿Si podré?... ¡Oh, esperanzas! ¡Oh, temores! Pero ¿qué señas mejores que pies de tal perfección? aunque no sé cuáles son las estampas o las flores. ¡Oh, prado, que no me des nuevas della en tantas penas, por donde van azucenas las de sus hermosos pies! Jazmín, pues morir me ves, ¿por dónde va mi jazmín? Poned a su cursofin, tenedla, campos helados, si os queréis volver en prados,

SIRENA ALCINO

SIRENA ALCINO

SIRENA ALCINO SIRENA ALCINO

que va corriendo un jardín. Aquí cayeron ahora, y aún con lágrimas también, que como perlas se ven sí pasó como la aurora; pues si en vuestras hojas llora, habla, azahar; habla, clavel; pero ¿qué bulto es aquel que detrás de aquella peña más temor que cuerpo enseña, siestá mi esperanza en él? ¿Eres tú, Sirena mía? ¿Eres tú, mi bien? ¿Quién es? Quien te ha llorado después que tu muerte presumía: creí que muerto te había el fiero animal impío; pero fue gran desvarío, pues ningún cuerpo vivió después que el alma faltó; que eres tú el alma del mío. Desciende, mi luz, desciende. Estoy temblando. No impida temor tus pies; que mi vida es quien la tuya defiende. Temor,Alcino, me ofende, de nieve mi vuelve el pie. Antes, señora, lo fue. Desciendo en tu confianza. Ven a alentar mi esperanza, ya que no puedes la fe. Ella baja.

SIRENA ALCINO

¿Cómo me hallaste? Seguí las flores que habías perdido, lenguas por donde he venido, que me dijeron de ti.

SIRENA ALCINO

SIRENA ALCINO

SIRENA

ALCINO

SIRENA ALCINO

¿Las flores te hablaron? Sí; y no fue lavez primera, ni fuera error, aunque fuera para peligros mayores, el preguntar a las flores por la misma primavera. Sólo tú pudieras ser de mi corazón sosiego. Pagado me has todo el fuego en que el mío siento arder; en la sangre puede hacer esa inquietud algún mal. ¿En qué te traeré el cristal desta fuente, que algún día en mis ojos le traía, del alma fuente inmortal? Esos eran los cristales quela mía estima en más: voy a beber. Beberás en búcaro de corales: ya que a recibirla sales para ser cristal en rosa, no heredes, fuente dichosa, la lisonja de Narciso: pero ya tarde te aviso; que es la causa más hermosa. Ya que su boca a tus hielos hizo tan alto favor, no dejes beber, pastor, que me matarás de celos; luego te convierte en hielos; siendo en tu campo sereno copa de ardiente veneno, yagua de ámbar para mí. Yo bebí, Alcino. Y yo vi el clavel de perlas lleno; pero en esta envidia loca, tu boca fue el instrumento,

SIRENA ALCINO

SIRENA

y el agua mi pensamiento, que se acercaba a tu boca. Galán estás y discreto. ¡Qué cosas hace el pensar, si fuese en todo lugar la imaginación efeto! Puesto que me has obligado con tal fácil desatino, más que discreto, mi Alcino, te...
tracking img