El amor verdadero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1986 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sentir, vivir y dar.
Desarrollo
Primero para explicar lo que conforma a la existencia del amor se debe entender a la perfección la magnitud de su tamaño. Principalmente la palabra, si alguien quiere decir que la palabra amor no es famosa por completo está totalmente equivocado puesto que podemos viajar por los más famosos y lo menos agraciados países del mundo y tanto el ciudadanocomún como el rural más ignorante, el anciano más culto y él bebe recién hablante habrán oído y con mayor razón habrán mencionado la palabra amor.
Solo es cuestión de ponerse a pensar y ver cuantas cosas giran alrededor de este, no puede ser un invento pero al mismo tiempo no se puede dudar, fijémonos cuantos poemas existen en el mundo, cuantas canciones, películas, texto, ensayos,obras, pinturas, etc., simplemente son incontables, y es muy cierto que la mayor cantidad de estos tratan sobre amor. Desde que se sabe escribir se han inventado infinitas historias de amor, simplemente el amor tal vez nunca tuvo comienzo y al mismo tiempo nunca tendrá final.

“El amor, para que sea auténtico, debe costarnos.” (Madre Teresa De Calcuta,http://www.literato.es/frases_de_amor_de_bob_marley/). En la vida se puede aprender que aquel que lucha tiene la fuerza para seguir caminando y fe para seguir con el y a quienes lo rodean, es una persona capaz de ser reconocido con el tiempo y ser símbolo de lo que representa. La vida no se mide en cantidad de años vividos sino en la grandeza de nuestras acciones, que ningún sacrificio es grande si es capaz de traernos felicidado satisfacción con el tiempo.

En la Primera epístola de Juan se dice: “Queridos míos, amémonos los unos a los otros, porque el amor procede de Dios, y el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. El que no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es amor.” (Nuevo testamento, capítulo 4, 1 Juan 4:7-8.) Al final de todo esto los hombres no nos damos cuenta de lo que tenemos de lo quenos rodea. Reconocemos que hay muchas cosas que nadie nos podrá dar la respuesta, pero aun así nosotros como humanos debemos seguir la voluntad de Dios, una voluntad divina que nos llevara a la felicidad aun cuando el mundo parezca destruido, que las enfermedades cansen al cuerpo, pero estos jamás serán capaces de destruir nuestro espíritu y seguir teniendo fe, amándonos los unos a los otrospodremos salir adelante y triunfar. Así es como Jesús, nos exige un amor total, El no acepta un amor parcial o limitado, y lo mismo nos enseña y nos exige, la entrega y el amor, tanto a Dios como al prójimo.

Sentirlo es inevitable, las mujeres suelen buscarlo, unas lo encuentran y otra no, los hombres no siempre hacen lo mismo, por el contrario unos muy orgullosamente lo han negado, afin de cuentas tal vez no haya existido individuo que no lo haya sentido; y es tan difícil de explicar.
Es una ley de la naturaleza que un hombre se sienta atraído por una mujer y viceversa; hay que diferenciar dos cosas, el amor será cuando el hombre al ver a la mujer sienta las ganas de ser amado por ella, y no cuando la vea y la desee.
Nunca ha habido una norma o una regla sobre como el amorcomienza, eso también no cuenta con explicación alguna, simplemente sucede.

Dicen que el amor es ciego, es un error verlo así, son unos lentes que en vez de nublarnos las vista nos la esclarecen, ahora todos los defectos que la persona que amo puede tener quedan ocultos y salen a la luz, sus virtudes y cualidades, las esencia de la persona se ve claramente con esos lentes que el amorson. Y ¿alguien puede encontrarle una explicación, algún origen a esos lentes? ¿Alguien podría decir de donde salieron? ¿De dónde salió el amor? De ningún lugar, simplemente, apareció. Mi respuesta, mi explicación es que es natural, así como no sabemos muchas cosas como porque la vida acaba, no sabemos el amor porque viene o porque se da, simplemente, aparece. Y eso es sentir amor.
Después...
tracking img