El amor yunjae

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4016 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Veo tú cuerpo moverse sin apuros por todo tú apartamento, a veces pienso que eres un exhibicionista, ya que aunque vives solo alguien podría estar husmeando por algún edificio aledaño, mirando tú blanca piel que luce tan suave y tentadora para el tacto. Tu níveo torso decorado con aquel tatuaje - que reza aquella promesa eterna que por siempre nos mantendrá atados - que se vislumbra sobre aquelpezón rozado que muero por atrapar entre mis dientes.

¿Aún no te has dado cuenta de mi presencia, verdad?

Porque concentrado y riendo sigues hablando por el móvil, despojándote de toda tú ropa seguramente con la idea de tomar un baño. Tus pantalones abandonan la protección que le daban a tus delgadas pero excitantes piernas, que innumerables veces se han enroscado a mi cintura mientras deaquellos labios dejabas escapar gemidos y susurros que rogaban por más.

Tú voz y tú risa hacen que los celos que estuve acumulando todo este tiempo, comiencen a invadir mis sentidos, al escucharte decir: Si Ji Sung-hyung, voy a cenar y luego acostarme.

¿Qué rayos tiene que estar llamándote ese tipo?

¿Por qué demonios tiene que estar preguntándote o recomendándote cosas que solo meconcierne  a mí hacer?

¿Acaso no le ha quedado claro que tú me perteneces?

¿O es que acaso hasta tú mismo lo estás olvidando?

Y nuevamente escucho tú risa mientras ya tan solo llevando tus boxers te diriges sin aún darte cuenta que te estoy observando en la oscuridad. Porque tienes la ¿mala? costumbre de no encender las luces del living y solo te guías por la poca luz que se filtra por las cortinassemi-cerradas y es por ello que no sabes que estoy aquí, sentando en este sofá que muchas veces fue cómplice de todas las ocasiones que venía a verte y nos perdíamos en aquellas caricias y gemidos incontrolables que escapaban de nuestros necesitados labios.

¿Hace cuanto que no hacemos el amor?

Ya son varios meses, ¿es por ello que estás olvidando que tú eres mío?

¿Es por ello que hace unasemana que no me contestas el móvil ni ninguno de los mensajes que te he enviado explicándote el motivo por el cual no pude comunicarme contigo desde Japón?

Sabes, tú tampoco eres perfecto, pero tú orgullo ahora está presente entre ambos y quizás me lo merezca por haberte dejado solo durante mucho tiempo.

Pero así como tú dices morir de amor por mí. Quiero que sepas que yo también muero deamor por ti.

Porque si no fuera así, no hubiera tentado a mi suerte escapándome de aquellos ojos manipuladores que siempre me siguen para evitar que te vea. Porque necesito decirte y recordarte que tú me perteneces, que aunque no nos podamos ver actualmente como antaño, yo te amo y no dejaré que nada ni nadie nos separe, ni siquiera ese Hyung tuyo que finge preocupación por ti, seguramente solopara intentar meterse en tú cama con otras intenciones muy distintas a solo dormir, nadie va a poder alejarte ni liberarte de esta telaraña que entre los dos trenzamos, para no poder escapar.

Porque tú no puedes escapar de mí y yo no puedo escapar de ti. Y tampoco me interesa hacerlo.

No escucho más tú risa, pero si el agua de la ducha, seguramente en este momento aquellas gotas de aguatibia están recorriendo toda tú piel, corriendo por tu pecho, por tu plano abdomen, por tu estrecha cintura y bajando por entre tus piernas.

Sin hacer ruido como un ladronzuelo me escabullo hasta el cuarto de baño y como siempre, la puerta está entreabierta. La silueta de tú cuerpo la puedo ver trasluciéndose por el vidrio que egoístamente me priva de verte completamente desnudo, para perdermeentre aquellas curvas de ese cuerpo que tanto placer me ha brindado desde hace muchos años atrás.

Con curiosidad comienzo a marcar el número de tú móvil, sinceramente quiero saber porque no me contestas, ver la expresión de tú rostro al reconocer el número que te llama insistentemente.

Tú captas el sonido rápidamente y sin más cierras la llave de la ducha, desde este lugar puedo ver tú...
tracking img