El anlfabetismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4303 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
 
Ese día no hubo toque de queda, nos permitieron bañarnos, no podíamos creer lo que estaba pasando, ver a más de 30.000 judíos con ropa de civil en vez de los pijamas de presidiarios era de por sí algo nunca visto, era impresionante, nos contagiamos de  alegría. Durante el tiempo que pasé en Auschwitz, no veía a la gente con interés, sólo me preocupaba de encontrar a los de mi pueblo para verla posibilidad de mandar o de recibir algún mensaje de los míos, de mi familia, no prestábamos atención   a la búsqueda de nuevas amistades, era muy doloroso saber que se llevaban a la cámara de gas a alguien conocido. Ese día cuando los alemanes perdieron el control, fue bien aprovechado por algunos valientes que   se colaron a la cocina y lograron robar tanta comida que al llegar la noche, lacompartieron y alcanzó para todos. Comenzó la consulta entre los tres, ¿qué debíamos de hacer?, mi amigo Smuli tenía a sus  tres hermanos dentro del campo, uno de ellos era médico, trabajaba en el hospital, éstos eran protegidos y respetados en Auschwitz por tener la misma profesión del gran homicida el doctor Menguele, fuimos con su   hermano, le pedimos que nos ocultara, que de ellos abandonar elcampo estaríamos más seguros adentro, además se avecinaba una larga caminata y sólo el pensar en andar sobre la nieve nos   causaba pánico. El Dr. Stern no dudó ni un segundo, nos colocó en distintos sitios en donde pensaba no seríamos descubiertos y continuó su trabajo. Jamás podré olvidar lo que estos cuatro hermanos hicieron una y otra vez por mi. Ellos, lograron salvarse y hoy viven en Israel,con ellos mantengo lazos de amistad que sólo un vínculo de sangre puede igualar. La idea fue brillante, pero no funcionó, tres soldados de la SS nos descubrieron al otro día y nos llevaban directo a fusilamiento. Mientras tanto se había formado una fila de gente traída de diferentes   campos cercanos a Auschwitz, los de nuestro campo que pasaban de treinta mil más  los de los campos cercanos quesuperaban los setenta mil   daba una cifra total que sobrepasaba los cien mil prisioneros. En el portón del campo de Auschwitz estaba parado el comandante en jefe, el comandante Hoess, por el   alboroto del momento y por la confusión, no les preguntó a los soldados que nos llevaban qué habíamos hecho, sino que por lo contrario, les ordenó que nos pusieran a los tres en la primera línea de la fila,esta situación de nervios y enredos logró salvar nuestras vidas en ese momento. Estaba comenzando la tarde cuando llegó una camioneta cargada de pan, Sruli en una demostración de valor, se robó dos panes y me los pasó, luego dos más y se los dio a Smuli y en un tercer descuido se robó dos más y los guardó en su mochila. Seis panes, ¡la comida de todo un año en Auschwitz!, fue una mezcla deemociones, nuestra adrenalina andaba a millón. Esa tarde del diez y ocho de enero de 1.945, emprendimos la retirada, somos más de cien mil los judíos presos para esa época, la gran marcha de la muerte comienza. En el camino a la nada, la muerte nos acompañaba a cada paso, el frío comenzó a cobrar víctimas al igual que el hambre, los alemanes terminaban su obra, cada judío que desfallecía era fusilado deinmediato, no podían ni querían dejar sobrevivientes. el camino estaba regado por doquier con cadáveres. Además del hambre que traíamos, durante esos tres días no fuimos alimentados, acabar con nuestras vidas era la consigna y la cumplían a cabalidad.  Cuando comenzamos la marcha, acordamos en caminar sujetos de los brazos, convinimos que así nos mantendríamos hasta el final, por ser nieto degranjeros, recordé que los caballos podían caminar aún estando dormidos, y creía que si ellos podían, nosotros los humanos también podríamos, por lo tanto, dije, estando los tres abrazados, uno por vez podrá dormir mientras los otros dos lo guían en su caminar. La marcha duró tres días y tres noches, el pan que nos robamos al comenzar, salvó nuestras vidas, por estar de primeros en la fila, nos...
tracking img