El apoyo de rómulo gallegos.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1097 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Análisis de El Apoyo
En la obra de Rómulo Gallegos, El Apoyo, podemos encontrar diversos rasgos de la novela naturalista, rasgos de los que nos hablan algunos autores como Émile Zola que utiliza el método científico para explicar este tipo de novela.
En el caso de esta obra el conocimiento científico es indeterminado. Sin embargo el autor muestra conocimiento del medio que describe en su obra,que si bien no es científico, si requiere de cierta investigación. Pongamos por ejemplo la vida monástica que nos relata, dando clara cuenta de que sabe de lo que está hablando:
…la impresión imponente que le produjeron (a Manuel) los primeros oficios a los que asistió en la Catedral, su perplejidad al ver los canónigos en el semicírculo del coro, graves y lívidos en sus sitiales, casifantásticos con aquel aparato litúrgico, misterioso para él, en aquel ambiente que llenaba la rotundidad del canto gregoriano…

Otras muestras de conocimiento, intratextualmente hablando, es primeramente la frase en latín a cargo del personaje principal al escribirle una carta a su amigo: “Alea jacta est” (p.1149), y el conocimiento de la forma de escritura a cargo de Francisco al mencionarle a su amigoque debe cuidar más del estilo al redactar sus sermones (p. 1151).
Zola despoja al hombre de su parte humana en la Novela Experimental, esto es: cerebro y corazón, lo que nos da un indicio de que esta novela no es plenamente naturalista puesto que, si hay algo constante en esta obra, es justamente la parte humana de los personajes que en todo momento exponen sus sentimientos y su razonamiento. Unejemplo de éste es cuando Francisco le explica a Manuel por qué deja el seminario en el que se encuentra: “Será porque la fe y la vocación son en mí algo tan personal, que casi llegan a ser formas de egoísmo” (p. 1143). En cuanto a sentimientos baste con un ejemplo, en este caso de Manuel que “conmovido hasta las lágrimas, le tendió por última vez los brazos…” (p. 1144) a Francisco cuando éste semarchaba.
Esta necesidad de expresar sentimientos y razón, y no sólo la parte instintiva del hombre, es lo que busca Mercedes Cabello de Carbonera al proponer un sincretismo entre el romanticismo y el naturalismo. Ella busca al “hombre sano de cuerpo y alma (…) al hombre que ama, cree y espera; al que siente, piensa y lucha contra sus propias pasiones…”. Hombre que definitivamente encontramosretratado en Manuel a lo largo de toda la obra, pues no muestra los vicios sociales con los que Zola caracteriza a la novela naturalista, muy al contrario, podemos apreciar la lucha constante del personaje principal, aún contra sí mismo, por la purificación de su alma, al grado de auto-castigarse “para dominar cientos ímpetus pecaminosos de la carne” (p. 1147)
Ángel Rama, al explicarnos un rasgonaturalista de la tercera generación (1912), nos dice que ya no es suficiente con retratar al hombre, también hay que retratar a la naturaleza lo cual ocurre a lo largo de toda la obra de Gallegos: describe al hombre en sociedad, describe a la naturaleza y describe parte de la ciudad, tres rasgos muy importantes para la novela naturalista de la ya mencionada tercera generación.
Otra característicageneral del naturalismo es la clase baja como protagonista de las historias. Manuel en este caso cumple con este “requisito” pues como menciona la obra, antes de ingresar al seminario se dedicaba al campo al igual que su padre; sin embargo, como podemos darnos cuenta, no es la clase baja a la que estamos acostumbrados que comete actos repulsivos, sino una clase que aspira a la mejora, ya nodigamos social sino espiritual.
El darwinismo también pone su grano de arena para darle forma a la novela naturalista, haciendo mención de la “supervivencia del más apto”. Esto se logra inesperadamente en El Apoyo con el personaje de Manuel, y digo inesperadamente porque desde el principio da muestras de debilidad. Al enterarse de que Francisco abandonaría el seminario, Manuel piensa en renunciar...
tracking img