El arbol de la ciencia y la mujer

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (683 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El árbol del a ciencia: la otra Eva objetivada y sin palabra.

En el libro El árbol de la ciencia se aprecia la realidad de la mujer de principios de siglo como objeto y sin derechos . Es decir,no tenia voz, era solamente un objeto o en el mejor de los casos “el ángel del hogar” como lo describe Catherine Jagoe en su libro Ambiguous Angels. La sociedad en los umbrales de siglo en España, erauna sociedad machista por aserto. El papel de la mujer en la sociedad era como un objeto y solo servía para la satisfacción sexual del hombre, cuidarlo, procrear hijos y si bien le iba, casarse. Estose aprecia notoriamente en la conversación de Julio Aracil y Andrés Hurtado, cuando el primero le dice que se acuesta con Niní y que no piensa casarse con ella, Andrés hurtado le asevera: --- Pero hasinutilizado a la muchacha.… --- ¿a quién le importa? ---Sin embargo… --- ¡Ca! Hay que dejarse de tonterías y aprovecharse. (Pio Baroja 92) En este dialogo presenta un machismo totalmente radicado enalgunos individuos de la sociedad de aquella época. Hay que tomar en cuenta el estancamiento español con referencia a las nuevas ideas de Europa y de otros lados; en este caso, las revolucionesfeministas habían recientemente empezado en el mundo y por lo tanto tardarían mucho tiempo en llegar a España, un país tradicionalista. Siguiendo estas tradiciones machistas la objetivizacion de la mujer seaprecia en el trato que se le daba, el cual era menos que humano. Este trato como objeto no era

siempre de abuso físico pero si de abuso sicológico. El cuadro esquemático se presenta con "Lasenfermas eran de lo más caído y miserable (...) la podredumbre que envenena la vida sexual” (78-79). Donde el verdugo verbal era el jefe de doctores que Hurtado califica como “miserable” y lo afirma así:El hombre, aunque no sabía gran cosa, quería darse aire de catedrático, lo cual a nadie podía parecer un crimen; lo miserable, lo canallesco era que trataba con una crueldad inútil a aquellas...
tracking img