El aristocrata y su sociedad perfecta

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1664 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿Somos los hombres…animales?, es la pregunta que en varias ocasiones nos hacemos y que en el contexto desarrollado por Aristóteles da por respuesta un sí –las razones por la que es afirmativa esta respuesta la dejo a su parecer-, por el momento reconoceremos al hombre como un animal político que conforma polis (partiendo desde una familia y un pueblo) y que se diferencia de los otros animales envarios aspectos. Acto seguido, como principal fundamento de este ensayo reconoceremos que tan bien reconoce Aristóteles al hombre.

Incumbe en el presente estudio, comparar la naturaleza del hombre con la naturaleza de los demás animales para entrar a tratar el reconocimiento del hombre como formador de polis, generando un concepto adecuado o inadecuado de lo que Aristóteles concibe como hombre.De igual forma es importante reconocer y analizar el comportamiento del hombre en una polis basado en los elementos fundamentales de la misma y el efecto de la naturaleza, identificar las funciones básicas vistas y desarrolladas en el hombre y su naturaleza, y comprender el concepto del hombre a través de Aristóteles.

El hombre es admitido por Aristóteles como un animal político, que debecomportarse como tal, y no como un animal ajeno a este, que se constituye en primera instancia en un grupo familiar – de donde adquiere conocimiento de principios básicos de convivencia y sobrevivencia- luego en un pueblo, vereda o aldea – en donde empezará a aplicar estos conocimientos de convivencia y sobrevivencia- y por último en una polis o ciudad estado – en donde dará inicio a un factor deconvivencia y sobrevivencia ligado a las leyes y comportamientos morales-.

Continuamente al comportamiento del hombre es importante aclarar que este tiene unos procesos determinados que lo caracterizan de los demás animales, varios de ellos aluden al raciocinio del obrar y su por qué:

“Como el hombre es un ser racional, el hombre es también un ser que puede actuar. Un animal reacciona a ciertosimpulsos, pero no puede, como puede el hombre, deliberar, predecir las consecuencias de los actos, abstenerse, resistir tentaciones, etc. No solo es el hombre capaz de actuar, puede también actuar inteligentemente y estúpidamente, racional o irracionalmente”.
[HARTNACK, justus. 1986: 51]

Consecuente con esto, el hombre al gozar de estas capacidades intelectuales y prácticas podrá conformaruna polis, que estará regida como ya se mencionó anteriormente, bajo unos imperativos éticos y morales, que asegurarán la armonía en el funcionamiento de esta polis.

Por esto puede decirse que Aristóteles ve en el hombre, un animal que en principio vive unido y arraigado a su familia, quien será su fuente de conocimiento primario, luego llegará a una polis (aunque antes convivirá en un pueblo),en la que desarrollará sus facultades como ser social, teniendo una voluntad común, dirigida hacia un fin particular, que “por cualquier lado donde se mire”, será factor de convivencia y desarrollo humano, fundamentado en un derivado comportamiento basado en unas determinadas leyes que controlan el obrar del hombre, que siempre estará encaminado al satisfacer el fin particular visto desde lavoluntad común.
Ahora bien, profundizando más exactamente el origen de este pensamiento, el gran machista Aristóteles, clasifica tres estilos de vida buena, la teorética, que se basa en la contemplación desinteresada de la verdad, la apoláustica, entregada a la vida de placeres, y finalmente la que realmente nos interesa, la política, que consiste en un determinado ejercicio de virtudes en elcontexto de la convivencia humana.

Este último estilo de vida, la vida política, es el punto de partida para la construcción de polis –que eran en la antigua Grecia un tipo de ciudad estado-, que redime la función del hombre dentro de la misma; convivir políticamente a través de la capacidad lingüística. Este convivir político reanuda la función de las virtudes, que son las facilitadoras del buen...
tracking img