El arte de amargarse la vida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1656 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Contexto Histórico-Social

A Paul Watzlawick le toca vivir una etapa donde el entorno estaba tratando de estabilizarse, el termino de guerras y el inicio de una búsqueda de equilibrio o quizá “felicidad”. Las ideas de Paul Watzlawick y sus colegas en Palo Alto provocaron una auténtica revolución en la forma de ver el mundo propia de la llamada posmodernidad, renunciando a los dogmas de lasciencias clásicas. Los principales detonantes para establecer y fundamentar su teoría así como para redactar sus libros fueron entre tantos acontecimientos, aquellos que sucedieron entre 1950 y 1970, durante este periodo de tiempo los cambios sociopoliticos tanto en Europa como en Estados Unidos permiten el surgimiento de nuevos enfoques y teorías que revolucionan al individuo y a la sociedad. Una deellas, considerada como nuevo paradigma, es la teoría de la comunicación. La circularidad inherente a los procesos, en la vida del individuo y de la sociedad, es tan obvia que ya no se la puede ignorar.

En los años 50 ya había comenzado a gestarse un paradigma epistemológico que articulaba nociones de la cibernética —una teoría de los sistemas de "control" y su retroalimentación, cuyasimplicaciones sociales fueron popularizadas por el matemático Norbert Weiner— y la teoría general de los sistemas —un estudio interdisciplinario del biólogo Ludwig von Bertalanffy, que buscaba encontrar las propiedades comunes a entidades (sistemas), presentes en todos los niveles de la realidad, pero que tradicionalmente son objeto de disciplinas académicas diferentes—.

Para esta nueva concepciónholística, que el antropólogo Gregory Bateson trasladó a las ciencias humanas, un efecto es el resultado de múltiples variables causales, pero a la vez tiene sus efectos sobre las causas que lo generan (cuanto más grande es la bola de nieve que baja por la ladera de la montaña más nieve arrastra y, a su vez, más modifica el paisaje original). En el campo de las humanidades, Bateson —que formó partedel grupo de Palo Alto en sus comienzos y tuvo una influencia decisiva, aunque no siempre reconocida, en el pensamiento norteamericano— fue el primero en hacer hincapié en que la realidad, física y espiritual, debe ser encarada como un vasto sistema compuesto de subsistemas coherentes, en cuya evolución es decisivo el entorno. Watzlawick amalgamó las ideas germinales de Bateson con su perspectivaconstructivista completando así las últimas pinceladas del nuevo modelo.

Los investigadores de Palo Alto desplegaron su influencia sobre la mayoría de las ciencias sociales y sobre la cultura de los últimos cuarenta años. En el plano del estudio del hombre, mostraron que ya no era posible concebir al individuo separado de sus propias acciones (más bien interacciones), de sus silencios, de suspercepciones, de su contexto sociocultural, de su carga histórica y semántica, ¡de los tabúes de su civilización!, en definitiva, de la comunicación, que devino un factor crucial en la construcción de la realidad. Es imposible no comunicar: "man kann nicht nicht kommunizieren", escribía Watzlawick en su lengua materna, el alemán.

Watzlawick desarrolló la denominada terapia sistémicaconstructivista, en la que descartaba por principio el trabajo y la investigación del pasado de un paciente. "No busco las causas en el pasado, sino que investigo la situación aquí y ahora. Para mí es decisiva la aguda presión del sufrimiento que padece el paciente", dijo una vez.

Teoría constructivista sistémica

El hombre por naturaleza es originariamente curioso, inquieto, siempre indagando y buscandola explicación de los hechos, fenómenos y circunstancias que le acontecen. Dada su inteligencia y racionalidad, las respuestas halladas le han permitido una evolución intrínseca y extrínseca; vale decir, mejoramiento de sus condiciones físicas y mentales, así como también optimización de su lar o ambiente particular.

De Protágoras a Watzlawick, a lo largo de los siglos, hay un hilo de...
tracking img