El arte de tratar a las mujeres

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 46 (11381 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 1 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ARTE DE TRATAR A LAS MUJERES

I LA NATURALEZA DE LA MUJER EL TÉRMINO Weib) ha caído en descrédito, aun cuando sea del todo inocente, designa el sexo (mulier) Frau), por le contrario, es la hembra casada (uxor); y llamar mujer a una muchacha es disonante.

EL BELLO SEXO El sexo femenino, de baja estatura, de hombros estrechos, de caderas anchas y de piernas cortas, puede ser llamado el sexobello sólo por el intelecto masculino, nublado por el instinto sexual; en pocas palabras, toda la belleza femenina reside en este instinto.

EL SEGUNDO SEXO Las mujeres son sexus sequior, el segundo sexo, que desde todo punto de vista es inferior al sexo masculino; por ello, hay que respetar la debilidad de la mujer; sin embargo, es extremadamente ridículo profesar veneración a las mujeres:ello nos rebajaría incluso a los propios ojos de ellas.

SERES SIN INTERESES Las mujeres son incapaces de tener un interés puramente objetivo en algo, y ello, debido, según mi parecer, a lo siguiente: el hombre trata de alcanzar siempre un dominio directo sobre las cosas, bien sea mediante la comprensión, o mediante la constricción. La mujer, con un dominio indirecto, es decir, por medio delhombre, el único al que puede dominar directamente. Por tanto, está en la naturaleza de las mujeres considerar todo sólo como un medio para conquistar al macho, y su interés hacia cualquier otra cosa es siempre sólo un interés simulado, una sencilla estratagema, es decir, que todo se reduce a coqueterías y a con observar el objeto y la calidad de su atención en un concierto, una ópera o una obra deteatro; con ver, por ejemplo, la

EL ARTE DE TRATAR A LAS MUJERES

despreocupación infantil con que prosiguen sus conversaciones durante los pasajes más bellos de las mayores obras maestras.

SUS ARMAS NATURALES La naturaleza ha destinado a las jóvenes a lo que, en términos teatrales, les otorga belleza exuberante, atractivos y formas voluptuosas, a expensas del resto de su vida, para que en eltranscurso de esos pocos años puedan adueñarse de la fantasía de un hombre, de manera que éste se vea obligado a tomar honestamente a una de ellas para toda la vida, a como dé lugar; paso hacia el cual la mera reflexión racional no parecería haber dado ninguna garantía segura de estímulo al hombre. Por ello, la naturaleza proveyó a la hembra, como a cualquier otra criatura, de las armas y lasherramientas que requiere para asegurar su existencia y por el tiempo que las necesite; pero, ahí, también la naturaleza actuó con su acostumbrada parsimonia. Tal como, por ejemplo, la hormiga hembra, tras el acoplamiento, pierde sus alas, ya superfluas y hasta peligrosas para su descendencia, de la misma forma, tras uno o dos embarazos, la mujer pierde su belleza y, probablemente, hasta la mismarazón.

UNA OBRA MAESTRA DE LA NATURALEZA Con las mujeres la naturaleza dio un golpe maestro: en un cierto momento de su juventud, reunió en ellas toda la belleza y todos los encantos necesarios para atraer con fuerza las miradas distraídas de los hombres, inducirlos a la tentación, acallar toda reflexión y llevarlos, después, a la ruina. Es la naturaleza cual los individuos se echan a perder y lospueblos se exterminan. La naturaleza, además, las dota de coquetería, que realza la belleza y, de ser necesario, hasta la reemplaza.

ETERNAMENTE NIÑAS. Las mujeres sólo sirven para curarnos y educarnos durante nuestra infancia, precisamente porque son pueriles, tontas y miopes; en pocas palabras,

EL ARTE DE TRATAR A LAS MUJERES

se quedan toda la vida como niñas grandes: ellas ocupan unescalón intermedio entre el niño y el hombre, que viene siendo el verdadero ser humano.

II LAS DIFERENCIAS CON EL HOMBRE

LA MUJER Y EL HOMBRE Cuando la naturaleza dividió al género humano en dos partes, no lo hizo exactamente por la mitad. A pesar de su polaridad, la diferencia entre el polo positivo y el polo negativo no es sólo cualitativa sino también cuantitativa. Nuestros ancestros y...
tracking img