El asesinato de jones

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1777 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Daniel Chango Illanes

EL ASESINATO DE JONES

Amable Trifón Jones Bazán decidió visitar a su primo Manuel Bernardo Agüero, quien vivía por la Calle Aberastain, en La Rinconada. Era el Comisionado Municipal de Pocito. Sabía desde el viernes 18 de noviembre que el gobernador iría a su casa a visitarlo junto con el bodeguero Juan Meglioli, con intereses empresarios en el departamento.
El cocheera un Stoddart Dayton, modelo 1918, patente 111. Después de las 11 y cuarto del 20 de noviembre de 1921, se encaminaron a Pocito el gobernador Jones, el inspector de impuestos internos Humberto Bianchi, Juan Meglioli, el cortista Colombo, y el chofer y mecánico Leonardo Heard.
A las 12.30 llegaron a la casa de otro primo de Jones, Manuel Agüero, que vivía frente sur de la Escuela José RudecindoRojo.
[PEÑA FIGUEROA, Simón: Pocito, raíz y destino. Historia, vida, curso y trascendencia del departamento. Edición del Autor, San Juan, 2010, páginas 415 a 417]
“—Pare acá, por favor– indicó el gobernador luego que hubieran recorrido algunos centenares de metros.
Era la casa de Manuel Agüero. Y éste se acercaba al auto acompañado por dos personas que Jones conocía: Arturo Juan Santi, elesposo de Palmira, la hija de su primo Victoriano Agüero y don José Miguel Bustos.
Eran las 12,30 y el calor se hacía sentir con ganas en aquel paraje de Pocito.El primero que se acercó al auto fue don José Miguel Bustos.
—¿Cómo está usted señor gobernador?
—Bien don Bustos. ¿Cómo andan sus cosas?
—Acá estamos, conversando con don Manuel.
—Decime Manuel... ¿Vamos a comer acá o en la casa deVictoriano? – preguntó Jones a su primo.
—En lo de Victoriano. Ya nos están esperando.
—Acomódense los que puedan y vámonos, total son unos pocos metros.
—No te hagas problemas. Vayan ustedes que nosotros enseguida los alcanzamos.
— Bueno, en ese caso seguimos viaje. Hasta luego. Vamos...Y fue en ese momento cuando comenzó todo.”
[BATALLER, Juan Carlos: Jones. El asesinato que cambió la historia swSan Juan. Editores del Oeste, San Juan]
Mientras el gobernador hablaba con Manuel Agüero, el vehículo, lógicamente estuvo detenido. Cuando Heard sintió tiros pero no vio de dónde podían venir. Intentó poner en marcha nuevamente el auto nuevamente pero no arrancó. Alcanzó a ver dos caños de Winchester asomando en una ventana. Salió del auto y arrastrándose a gatas alcanzó a llegar a lo Agüero.“Palmira Agüero de Santi había nacido en San Juan 25 años atrás. Estaba casada con Arturo Juan Santi y se domiciliaba en Concepción, en la calle Mendoza número 140. Era sobrina en segundo grado de Amable Jones. Aquel 20 de noviembre se levantó temprano y con su marido fueron a pasar el día a la casa de su tío, Victoriano Agüero, en Pocito.
—Va a ir a almorzar el gobernador—, le había dicho suesposo.Estaban preparando empanadas aquel día en la casa de Victoriano. Serían las 12,30 cuando la tía Niamisa advirtió el ruido de un motor.De pronto escucharon disparos. Tras un instante de silencio se escuchó un tiroteo prolongado. Las mujeres intentaron ver que ocurría pero estaban a 250 metros del lugar. —Parece que es en la casa de Manuel – dijo Niamisa quien comenzó a llorar. Palmira comenzó acorrer en dirección al lugar del hecho que empezaba a cubrirse por una humareda espesa, producto de los disparos. Vio a lo lejos unos hombres que venían en sentido contrario. Alcanzó a distinguir a Vicente Miranda Jamenson, Benito Urcullu, Ricardo Peña Zapata, José María Peña Zapata, Emilio Sancassani y otro sujeto más, que no conocía, los cuales llevaban fusiles consigo, menos Miranda que esgrimíaun revólver en la mano. […] Palmira llegó frente a la casa de Manuel Agüero y vio el automóvil parado contra un puente de piedra, al que había embestido Miró al interior y vio allí tirados los cuerpos de Jones y Meglioli envueltos en sangre. Palmira gritaba despavorida. De pronto observó que un hombre salía del interior del auto. Estaba herido y llevaba en sus manos un fusil. Lo reconoció...
tracking img