El asesinato de rasputín

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (480 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Manuel Quiroga ofreció al mundo el relato de la muerte de Rasputín, que él había escuchado de boca del propio asesino, el príncipe Yusupov, a quien habia frecuentado durante los años en que Quirogahabía tenido residencia en París, y que encontramos en el libro "Manuel Quiroga, un violín olvidado", obra de Fernando Otero Urtaza que yo tengo gracias a Milagros Bará, gran investigadora yestudiosa, entre otras cosas, de la vida y obra de su tío abuelo Quiroga.
"Allí he conocido a un individuo cuya intervención en el "affaire" Rasputine, glosó toda la prensa mundial: el célebre príncipeYoussoupoff, que vive con su princesa en un hotelito del Bois. He cenado con ellos muchas veces y algunas he tenido que llevar mi violín. Ella tiene el célebre collar de perlas negras valuado en seismillones de pesetas"
Y fue precisamente el testimonio de Quiroga sobre las circunstancias del suceso uno de los motivos de que la leyenda de Rasputín se acrecentara notablemente. Sigue relatandoQuiroga, quien tenía una prosa sobresaliente:
"Un día me contó Youssoupoff cómo mató a Rasputine; es interesante: le convidó a cenar y preparó una bebida y pasteles con cianídrico que experimentaronpreviamente en un perro que murió en el acto. Era una noche iluminada de nieve y creadora de misterios; había un tremar inquisitivo y medroso en el alma de todas las cosas. De pronto el ruido de un cocheque no se detuvo inquietó el esperar del príncipe y al fin hay un golpe que desgarra la noche. Youssoupoff abre la puerta y entra Rasputine envuelto en una bocanada de tiniebras."
GrandísimoQuiroga. Una vez creado el ambiente perfecto para un relato negro, continúa narrando los detalles del asesinato. Rasputín entra y pregunta si están solos. El príncipe afirma que sí y tranquiliza a suvíctima. Se sientan a la mesa y Rasputín comienza a tragarse el veneno, que misteriosamente no actúa sobre la víctima como había actuado sobre el perro.
"Y mientras Rasputine habló, toda su leyenda de...
tracking img