El asombro: la novedad de dios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3151 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Simposio c.a.s.a. 2012






El asombro: la novedad de Dios…

Judaísmo y cristianismo: ¿alguna posibilidad de convergencia?









Lic. Diana López Miguel






El asombro: la novedad de Dios…
Judaísmo y cristianismo: ¿alguna posibilidad de convergencia?

Antes de comenzar…un breve relato.
En noviembre del añopasado, para el ciclo de formación, me llegó la consigna para un trabajo, convocándonos a dialogar con aportes teóricos diferentes al nuestro, y confieso que me indispuse bastante a recibirla. Cuando lo intenté hacer para el primer viernes, mi indisposición era tal que entendí mal la consigna y lo que hice no era ni por asomo lo que la misma pedía.
Después me enojé bastante (ya sé que nadie se loimagina en mi, pero juro que así fue) y tardé en darme cuenta que me negaba y me enojaba simplemente porque no me sentía capaz de hacer algo más o menos acorde a lo que se pedía. Con el cansancio y el sin fin de cosas de fin de año, tapaba perfectamente y casi sin fisura el hecho de que no me animara a escribir nada. Lo que les transcribo a continuación llegó a mis manos a través de uno de loschicos que lo trajo del colegio.

Asamblea en la carpintería
En una carpintería hubo una extraña asamblea, las herramientas se reunieron para solucionar sus diferencias. El martillo fue el primero en ejercer la presidencia, pero la asamblea le notificó que debía renunciar. Hacia demasiado ruido y se pasaba el tiempo golpeando. El martillo reconoció su culpa pero pidió que fuera expulsado eltornillo ya que había que darle muchas vueltas para que sirviera de algo.
El tornillo aceptó su retiro pero a su vez pidió la expulsión de la lija, ya que era muy áspera en su trato y siempre tenía fricciones con los demás.
La lija estuvo de acuerdo con la condición de que fuera expulsado el metro, pues se pasaba el tiempo midiendo a los demás, como si él fuera perfecto.
En eso entró el carpintero, sepuso su delantal e inició su trabajo, utilizando alternativamente el martillo, la lija el metro y los tornillos. Al final, aquel trozo de madera era ahora un lindo mueble.
Cuando la carpintería se quedó sola otra vez el serrucho dijo a la asamblea: “señores ha quedado demostrado que tenemos defectos, pero el carpintero trabaja con nuestras cualidades. Eso es lo que nos hace valiosos. Así que nopensemos más en nuestras flaquezas y concentrémonos en nuestras virtudes”. La asamblea encontró entonces que el martillo era fuerte, el tornillo unía y daba solidez, la lija limaba asperezas y el metro era preciso y exacto. Eran un equipo capaz de producir hermosos muebles a pesar de sus faltas.

Después de leer esto, escapar ya no era una opción, la invitación era clara, el desafío eracentrarme en mis riquezas y no en mis miserias, el desafío era buscarlas, segura de que debían estar ahí, en algún lado, a pesar mío pero por la Gracia de Dios. Y fue éste el regalo más grande que recibí: la lucha que me representó este trabajo, del cual, doy fé, yo fui la más beneficiada, no sólo por el crecimiento que me exigía hacerlo sino por los maravillosos textos judaicos con los que me encontré ycon un autor de una belleza tan exquisita como Abraham Joshua Heschel.
Sin más prólogos, comparto con ustedes este tema que me ha atravezado de tal manera el año pasado, que ha sido para mí una bisagra en mi actitud frente a la vida y por consiguiente, una bisagra también en mi trabajo como profesional.

Suelo nombrarlo como el asombro de lo ordinario o lo extraordinario de lo ordinario.
Enoposición a lo que la cultura de hoy nos ofrece, la cada vez más intensa búsqueda de lo nuevo, de lo sorprendente, de grandes sensaciones, aparece la novedad del asombro.
El ser que es por sí mismo y hasta el final, asombro.
El ser como milagro ordinario. Como un cachetazo que nos frena y nos invita.
La experiencia del ser como don. La constitución primaria de la subjetividad como pura...
tracking img