El bien en san agustin

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3125 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL BIEN EN SAN AGUSTÍN

Introducción:
En el problema del bien San Agustín va a partir de que Dios siendo inmutable y poseyendo la plenitud del ser, es también, el bien absoluto e inmutable. Por haber sido creada de la nada, la naturaleza humana solo es buena en la medida en que es. De este modo el bien es proporcional al ser, de donde se sigue que lo contrario de bien es el mal, y este nopuede considerarse como ser. Estrictamente hablando el mal no existe.
San Agustín va a intentar resolver el tema del bien en cuanto moral en "Enquiridion", y en "Las confesiones"; y el bien moral y físico (metafísico) en Natura Boni. Abordamos el tema del bien en estas tres obras, haciendo la aclaración que San Agustín habla de este tema en numerosos tratados.
Su obra "Enquiridion", cap. 11(''Enchiridion, ad Laurentium" o ''De fide, spe et caritate liber".
Escrito hacia 421 d. C., es un manual de teología según el esquema de las tres virtudes teologales. Contiene una explicación del símbolo de fe, del Padre nuestro y de los preceptos morales).
Aquí San Agustín habla del mal como privación de Bien. En el capítulo 11 habla del mal en oposición al maniqueísmo, mantenía que el bien y el mal(la luz y la sombra) eran fuerzas opuestas que luchaban por el dominio absoluto.
Él afirma que lo que llamamos mal en el mundo, bien ordenado y colocado en su lugar, hace resaltar más eminentemente el bien, de tal modo que agrada más y es más digno de alabanza si lo comparamos con las cosas malas. Pues Dios omnipotente, como confiesan los mismos infieles, «universal Señor de todas las cosas»,siendo sumamente bueno, no permitiría en modo alguno que existiese algún mal en sus criaturas si no fuera de tal modo bueno y poderoso que pudiese sacar bien del mismo mal.
Pues ? dice Agustín - ¿qué otra cosa es el mal, sino la privación del bien? Del mismo modo que, en los cuerpos de los animales, el estar enfermos o heridos no es otra cosa que estar privados de la salud -y por esto, al aplicarlesun remedio, no se intenta que los males existentes en aquellos cuerpos, es decir, las enfermedades y heridas se trasladen a otra parte, sino destruirlas, ya que ellas no son substancia, sino alteraciones de la carne, que, siendo substancia y, por tanto, algo bueno, recibe estos males, esto es, privaciones del bien que llamamos salud-, así también todos los defectos de las almas son privaciones debienes naturales, y estos defectos cuando son curados, no se trasladan a otros lugares, sino que, no pudiendo subsistir con aquella salud, desaparecen en absoluto.
En "De Natura Boni": DE LA NATURALEZA DEL BIEN
(Se encuentra entre las obras que se llaman polémicas, la escribe contra los maniqueístas)
Agustín comienza esta obra Diciendo que Dios es el Sumo Bien de donde procede todos los bienes"Summum bonum, quo superius non est, Deus est", pero este Bien, que es Dios es Inmutable "ac per hoc incommutabile bonum est". Siendo la inmutabilidad, Dios es la plenitud del ser, es por tanto el bien absoluto. Por haber sido creado de la nada, nuestra naturaleza sólo es buena en la medida en que es, pero, en esta misma medida es buena. San Agustín afirma que todo espíritu y todo cuerpo esnaturalmente bueno, "omnem spiritum et omne corpus naturaliter bonum esse". Queda por examinar como existe el mal en el mundo o como diría San Agustín "et ob hoc aliam naturam maligni spiritus et mortalis corporis", es decir como explicamos el mal moral y la mortalidad de la criatura.
Volviendo al principio, el bien es proporcional al ser; de donde se sigue que lo contrario del bien es el mal, y porende no puede considerarse como ser. En este sentido el mal estrictamente hablando no existe. El mal sería entonces una privación, una ausencia de un determinado bien. Toda cosa es buena por el hecho de que es.
En cuanto a que toda creatura perece o como diría San Agustín "quod nihil aliud est quam corruptio vel modi, vel speciei, vel ordinis naturalis", el mal no es otro que la corrupción: de...
tracking img