El borracho, joaquín castellanos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3258 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
!

JOAQUÍN CASTEI«I.ANOS

295

Los defensores de la nueva idea; Son los fuertes obreros que edifican Bl nuevo santuario de las almas. Son los profetas que en su ardor fecundo Anuncian entre Víctores y palmas La religión del porvenir, al mundo!

Es

el

templo en escuela convertido,
inmaterial de la conciencia

Y

el culto

Lo que en

su ardiente prédica reclaman;

No

esla ciencia sin

Dios

lo

que proclaman,

Sino á Dios revelado por

la ciencia!

¡Alma del

infinito.

Desconocido espíritu sin nombre

Cuya grandeza por doquier contemplo,

La

tierra es tu ara, la creación tu templo,
el

Y

sacerdote de ese templo,

el

hombre!

EL BORRACHO
Ya van
tres

noches de

festín.

En

ellas,

Ávido el corazón de un algoinmenso. Toda una vida en el placer condenso Y aún tengo hambre de placer y amor Quiero beber mi juventud de un sorbo
Del goce en
la frenética locura,

Como en el ansia de la sed se apura Una copa repleta de licor!

!

:;«.

296

ANTOI^OGÍA

Afluve á mi cerebro en onda cálida

La sangre haciendo

estremecer

el

pulso,

Y

vacilante, trémulo, convulso.

Con nerviosa
Sientoque
el aire

inquietud.

á mis pulmones
agitación palpita

falta;

Mi pecho en sorda

Y

el

golpe seco

al

retumbar imita
el

Del martillo clavando
Corra
el deleite

atavid!

para mí á raudales;

Mas que

la

tempestad, temo la calma;

Tormentas de placer sacudan mi alma

Que harto conoce ya las del pesar! Dadme el ardor de las pasiones locas, Dadme unedén de tropicales flores;
Quiero aturdirme en frenesí de amores

Y A

en un salvaje vértigo gozar!

Yo

antes

amé

la vida del desierto

donde

libre el corazón se
el

expande,

"^

A

donde

hombre, inculto pero grande,

Parece dominar la inmensidad;
¡Ah! yo envidiaba al hijo de la Pampa,

Al rey de

la llanura primitiva

Cuando

tenía en su extensión nativarival la

Por único

tempestad

Hoy busco las ciudades; hoy prefiero La sucia fonda que con luz mezquina
Amarillenta lámpara ilumina,

'M-

!

!

JOAQUÍN CASTEÍLLAKOS

297

A

un

paisaje bellísimo con sol;

La taberna es mi hogar; en este sitio Donde se goza porque en él se olvida Vengo á tomar venganza de la vida
Usando como un arma
el

alcohol

Aqui llegan losnáufragos del mundo; Aquí en la pobre y mísera taberna El pueblo alivia la tristeza eterna

De un

dolor cuyo fondo nadie vé;

Este es el sitio, la fatal guarida En donde á unos la miseria lanza,

A
Y

un amor sin esperanza á muchos como á mí yo no
otros
.
,

.



qué

Es como esas honduras que en Doran apenas pálidas vislumbres;

los

montes

A

veces lo que rueda delas cumbres

Es

allí

donde

cae;

Sordas borrascas su interior conmueven,
Estallan silenciosos cataclismos

Y

tiene,

como todos

los abismos,

El misterioso vértigo que atrae!
Irresistible vértigo.

.

.

conozco
allí

Un hombre
Su padre y
Los

de alto ingenio

perdido;
sido,

Ebrios los padres de su padre han
sus hermanos ebrios son;

tristes frutosde su amor, los rasgos
fijos,

De

esa fatal herencia llevan

!

!!

)
298

ANTOI«OGfA

Y

ebrios serán los hijos de sus hijos

¡Ay! hasta la postrer generación

Yo he visto en frente á una taberna De un joven bello de elegante talle Que un día sobre el cieno de la calle
Entre un charco de sangre amaneció;

el

cuerpo

Nadie sabe su historia

ni su

nombre,No

tuvo quien

lo asista

moribundo;

Su último y

doloroso ¡adiós! al
el

mundo

Nadie en

mundo
, . .

oyó!

Eso

me

espera á mí

pero bebamos

Adentro, mis gozosos camaradas

Bailando con mujeres alquiladas

Se agitan al compás de un acordeón. Allí en un charco de licor un ebrio Resbala y cae con palmoteo y mofa

Y

caído en

el

suelo filosofa...
tracking img