El botellon del viernes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (423 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El botellón del viernes
Aunque con menos talento creador, muchos de los jóvenes españoles de hoy se comportancomo si fueran herederos de Paul Verlaine. Este poeta lavaba sus penas y sus cuernosconabsenta –ajenjo le dicen con frecuencia– y nuestros muchachotes, y muchachitas, anulan suesperanza y disimulan su pereza a golpes de botellones en los que, sin mucho respeto al paladar, lo mismocaben el cubata, el calimocho o la cerveza reforzada con algún aguardientede relleno. El caso es «colocarse» fuera de la realidad y, a mayor abundamiento, hacerlo conquiebra de los supuestos de orden yconcierto que entendemos mayoritariamente comoimprescindibles para la convivencia. Una dosis de rebeldía es tan imprescindible en la juventud como el acné, pero estamos ya en plena sobredosis. Losfranceses, con buen sentido, prohibieron la fabricación de la absenta hace noventa años y así evitaron muchasintoxicaciones de metílico, compañeras frecuentes de las forzadas ensoñaciones a las queempujabael brebaje. Incluso aquí, paraíso de la tolerancia nociva, ya hace años que dejó de producirse en la ribera del Mediterráneo, donde estaban sus más fieles clientes. Ahora lo que se lleva, ya digo, esel botellón y, como si se tratara de un pulso al principio de autoridad quenunca debe olvidar un Gobierno, son varias las ciudades españolas en las que, vía internet y
SMS
, innominados jóvenes,dotados de gran aparato y capacidad organizativos, convocanbotellones para celebrar una supuesta «fiesta de la primavera». Me gustaría saber qué yquiénes se esconden tras esas provocadorasconvocatorias y supongo que Interior andará enla pesquisa, porque no es admisible la hipótesis de su ingenua espontaneidad. De lo que setrata, como en tantas otras ocasiones, es de romper el orden, de lanzar alaire una provocación para que, independientemente de la reacción que pueda llegar a provocar, sevaya degradando el fundamental principio de autoridad. Aseguran algunos alcaldes que nodisponen de una...
tracking img