El buho

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 45 (11082 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Capitulo 1

Cómo vivir como un hijo del Rey

Como vive un hijo de Rey

Tres días antes de navidad, viajaba en un avión en el que regresaba de un trabajo ubicado en la Isla Coopers de las Bermudas. Habíamos volado hasta la zona de Nueva York en el aeropuerto, ya habíamos volado alrededor del mismo, por treinta minutos, esto no es normal ya que se necesitaban de diez a quince minutos paraconseguir turno y así poder aterrizar. Al final escuchamos la voz del comandante que dijo: “Hay problemas en el tren de aterrizaje”, pero esperamos repararlo en unos pocos minutos. Volvimos ha escuchar la voz del comandante que nos dijo como debiéramos afirmarnos para un aterrizaje sin ruedas. Mi primera reacción a esta noticia fue pensar ¡Aleluya! ¡Este es el día de graduación Señor, haz que seapronto y fácil!. Esta sería una nueva experiencia. Yo había estado gritando acerca de la victoria que hay en la muerte por mucho tiempo, y ahora estaba al borde de comprobarlo personalmente. ¡Alabado sea el Señor!.

En ese momento el Espíritu Santo me reprendió, diciéndome “Hill te estas comportando como un egoísta egocéntrico. ¡Que diremos de los demás en el avión los paganos que no me conocen,esos sujetos que están llenos de toda falsificada alegría de Navidad!. Que se obtiene con la bebida, piensa en ellos, la condición en que se encuentra.

La graduación no será para ellos una gran celebración. “Lo ciento, señor, dije y comencé a interceder. “Señor”, dije en mi oración, “necesito saber como debo orar, creo que necesito una palabra de ciencia”. Por medio del don de la palabra deciencia concedida por el Espíritu Santo, Dios puede concedernos información en una forma sobrenatural. El tiene a mano todos los hechos, y Él puede darnos aquello que necesitamos cuando oramos en el Espíritu y se lo pedimos a Él. No siempre es necesaria la ciencia, pero cuando es necesaria, el Espíritu no la suplirá indefectiblemente.

Me fue concedida una evidente y sobrenatural ciencia. Yo vi unaradiografía de todo el sistema de aterrizaje de ese avión, vi lo que estaba fallando. Todo el aceite del sistema hidráulico se había escurrido. Era evidente que las ruedas no podían bajar, no existía líquido impulsor para realizar la maniobra. Y así fue que ore: “Señor, repáralo Tú. Ten a bien llenar de aceite ese sistema seco de modo que el tren de aterrizaje pueda funcionar” mientras continuabaorando en el espíritu, vi el fluido hidráulico celestial, el santo aceite del Espíritu fluir a través de todo el sistema del avión, las ruedas bajaron cuando sólo nos encontramos a unos tres metros del suelo. Fue un aterrizaje perfecto, en una pista cubierta de autos contra incendios, ambulancias y cámaras televisivas. Todos ellos se habían preparado para el peor incendio en la historia delaeropuerto Kennedy.

Al detenerse el avión del comandante volvió a hablar con los pasajeros. Estaba pálido como un papel su voz temblorosa “Señores”, dijo El “No tengo ni la más remota idea de lo que sucedió” “Era algo imposible, pero de todas maneras las ruedas bajaron en el momento preciso y puede controlar las hélices y detener el avión antes de chocar con el edificio de la administración”. Jesúslo había hecho todo lo que El necesito fue un intercesor que ya estaba en una actitud de oración y alabanza. No habría obrado Dios si no hubiera estado en comunión con Él. Y Dios honró mi oración con un milagro.
Ese mismo día me encontré detenido en el aeropuerto. El avión que debía llevarme a Baltimore, donde había hecho reservaciones, no había aparecido, y yo deseaba llegar a casa. Como era laépoca de Navidad, había millones de personas que deseaban movilizarse. Y no existía ninguna razón humana para que mis necesidades tuvieran prioridad sobre las de otros. Pero Dios había acabado de demostrar lo que El podía hacer cuando Yo confiaba en Él, me regocije orando: “Señor, si tú puedes librarme de una muerte, seguro como lo hiciste, tú puedes ciertamente llevarme hasta Baltimore sin...
tracking img