El caballero de la armadura oxidada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (510 palabras )
  • Descarga(s) : 10
  • Publicado : 22 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
** Aprender a aceptar en lugar de esperar * *

... En ese preciso momento, Ardilla, que había ido a explorar, regresaba alborotada.

- El castillo del Silencio está justo detrás de la próximasubida.

Emocionado ante la idea de ver el castillo, el caballero apuró el paso. Llegó a la cima del monte sin aliento. Era verdad, el castillo se veía a lo lejos, bloqueando el sendero porcompleto. El caballero les confesó a Ardilla y Rebeca que estaba decepcionado. Había esperado una estructura más elegante. En lugar de eso, el castillo del Silencio parecía uno más.
Rebeca rió y dijo:- Cuando aprendáis a aceptar en lugar de esperar, tendréis menos decepciones.

El caballero asintió ante la sabiduría de estas palabras.

- He pasado casi toda mi vida decepcionándome. Recuerdoque estando en la cuna, pensaba que era el bebé más bonito del mundo. Entonces mi niñera me miró y dijo: "Tenéis una cara que sólo una madre podría amar". Me sentí decepcionado por ser feo en lugar dehermoso, y me decepcionó que la niñera fuera tan poco amable.

- Si realmente os hubierais sentido hermoso, no os hubiera importado lo que ella dijo. No os hubierais sentido decepcionado - explicoArdilla.

Esto tenía sentido para el caballero.

- Estoy empezando a pensar que los animales son más listos que las personas.

- El hecho de que podáis decir eso os hace tan listo comonosotros - replicó Ardilla.

- No creo que todo esto tenga nada que ver con ser listo - dijo Rebeca - Los animales aceptan y los humanos esperan. Nunca oiréis a un conejo decir: "Espero que el sol salgaesta mañana para poder ir al lago a jugar". Si el sol no sale, no le estropeará el día al conejo. Es feliz siendo un conejo.

El caballero pensó en esto. No recordaba a ninguna persona que fuerafeliz simplemente por ser una persona.

Al poco rato llegaron a la puerta del enorme castillo. El caballero cogió la llave dorada de su cuello y la introdujo en la cerradura. Y mientras abría la...
tracking img