El caballo centenario

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1144 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Mientras la tierra iba cayendo palada tras palada sobre el frío cuerpo del caballo centenario, Abrenuncio no podía controlar sus recuerdos, “Prométeme que lo cuidaras como yo lo hice, y como mi madre antes que yo y mi abuela también”; claramente era la voz de Amanda Do Santos que le susurraba en el oído en su lecho de muerte. Poco había servido el año y medio que había ido a la universidad deLisboa y menos había servido la cantidad de hechizos, brujerías y menjunjes que posteriormente había aprendido en la universidad de la vida. Amanda no la había podido salvar pero al caballo si, cien años tenía el maldito de los cuales cuarenta años había estado con él, su único compañero, el legado de Amanda Do Santos.

Cuando Abrenuncio llego a Cartagena sus piernas y su corazón estaban cansadosde huir de la pica del Santo Oficio. A lo largo de aquel viaje desde Europa había agregado un año, dos y hasta tres a su año y medio que había hecho en la facultad de medicina. En lo que a él concernía era un medico hecho y derecho. Los cursos de anatomía que no había hecho en las aulas, los había completado con miles de cadáveres victimas del cólera en las selvas del Peten. La cátedra demedicamentos que nunca tomo en su supuesta alma Mater, sobradamente la había completado con los chamanes Incas de la sierra del Perú. Hasta ese momento no había enfermedad que Abrenuncio no conociera ni remedio que no pudiera recetar.

Cartagena no solo era refugio para él, también lo era para muchos otros que huían no solo de la ley o de la iglesia sino que también de algún marido dado a golpear a suesposa. Tal fue el caso de Amanda Do Santos que había llegado al puerto cabalgando un caballo viejo, dijo que venía desde Brasil huyendo de su asedando marido y quejándose de fuertes dolores en diferentes partes de su cuerpo y buscando desesperadamente un medico.

Abrenuncio que para entonces era ya un reconocido medico ayudado, claro está, por aquel diploma falso que un diestro artista la habíadiseñado en México. Fue el doctor encargado de atender a la mujer. Tras al auscultarla se izo evidente que esta dama había sufrido golpizas tremendas y que además había perdido no solo a un niño no nacido sino que la posibilidad de tener más. Amanda Do Santos era bella a pesar de los moretones que mostraba en la cara, tenía unos ojos grandes, color azul grisáceo que atraparon para siempre aAbrenuncio.

Abrenuncio perdió, desde ese momento, el interés por sus demás pacientes y se dedico en cuerpo y alma en devolverle la salud a aquella frágil hembra que a su vida había llegado. ¿Que tenia ella tan especial? Que no hubieran tenido las demás mujeres que en su vida había conocido, y con las cuales no había podido convivir ni un mes antes de salir volando cual si huyera del Santo Oficio,¿Seria la clase que exudaba Amanda, que aun semiconsciente manifestaba? Era eso indudablemente, le recordaba a su propia madre, que había sido su inspiración a estudiar y no entrar al ejército como su padre habría querido. Desde su forzado exilio y sus andanzas por las nuevas tierras solo había conocido mujeres rusticas, sin ningún tipo de educación, y las que si la tenían era mujeres casadas o de unasociedad demasiado alta, incluso para un medico graduado de la mejor universidad de Portugal.

No había terminado de decir gracias cuando esa misma boca besaba la de Abrenuncio comenzando ahí un romance como nunca imaginaron que podrían tener, el amor por fin había llegado, y con mucha fuerza. Ambos se complementaban en todos los aspectos, siendo Amanda incluso hasta la enfermera del doctor yconvirtiéndose en una pareja muy querida por todo Cartagena.

Ambos se confesaron todos sus secretos, cosa que nunca antes habían hecho. En el lecho quedo descubierto el falso médico cuyos tropiezos heréticos con la iglesia habían impedido que lo fuera de verdad y de ella se supo que después de tolerar abusos por parte de su esposo un día decidió defenderse habiéndole propinado un tremendo...
tracking img