El callejon del suspiro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1003 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 9 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cuenta la leyenda que a mediados del siglo XVII la capital de la Nueva España era prodigiosa en fantasmas, aparecidos y fenómenos sobrenaturales, y que en aquel entonces todas las noches un ser espantoso se aparecía en el Callejón del Suspiro lanzando horribles y temibles lamentos, que según cuentan los viejos, provocaron muchas muertes y terror entre los habitantes.
En una silenciosa y oscuranoche mientras un caballero caminaba por aquel callejón, de pronto se detuvo al escuchar un extraño ruido que semejaba un doliente suspiro. Su cuerpo se estremeció y de inmediato preguntó:
-¿Quién va?, ¿quién anda ahí?
Pero no hubo respuesta. Después de unos momentos el doloroso gemido se dejó escuchar otra vez, pero ahora en forma tan profunda que el caballero sintió un agudo escalofríoque congeló su sangre. Aquel suspiro semejaba el quejido angustioso de un agonizante. Pensó que quizá alguien intentaba asaltarlo. De pronto, al tiempo que el suspiro se dejó escuchar nuevamente, apareció un fantasma. El caballero gritó despavorido:
-¡Vive Dios!, pero si no sois un ser viviente, sois un muerto!
El fantasma se le acercó lentamente mientras el caballero daba pasos hacia atrásgritando que no quería tener nada que ver con seres del otro mundo, más como el fantasma volvió a emitir desgarrador suspiro, el caballero, aterrorizado se echó a correr; dejando caer su espalda, único testigo de aquella escalofriante aparición.
Pasadas algunas noches, dos borrachines alegres cruzaban por el callejón, cuando de pronto, a lo lejos, vieron a una dama. Ambos pensaron que justamenteera una mujer lo que necesitaban para completar su juerga. Estaban tan borrachos que casi no podían tenerse de pie, pero de cualquier forma se le acercaron para abordarla y, cuando la tuvieron frente, la espantosa aparición emitió aquel doloroso y terrible suspiro. Los hombres gritaron:
-¡Es una muerta!, ¡huyamos!, ¡salgamos de aquí!
Al instante corrieron llenos de pánico hasta desapareceren la oscuridad de la noche. En esta ocasión no hubo testigos, ya que los ebrios, aunque de espanto, jamás soltaron sus botellas de vino.
Noches después, el criado de Marqués de Falces tuvo que cruzar por el extraño callejón para acortar distancia y cumplir con el encargo de su amo. Caminaba a toda prisa, cuando inesperadamente aquella imagen fantasmal les salió al paso
Emitiendo el dolorososuspiro. El hombre, al verla, se desplomó y
Cayó al suelo.
Horas después, cuando los soldados de la ronda pasaron por el callejón, lo encontraron muerto.
Lo extraño es que el cuerpo no presentaba ningún signo de violencia, heridas ni golpes. Uno de los soldados explicó al capitán que eran ya varias las veces en que había visto morir a la gente de esa misma forma y seguro estaba de que esehombre murió de miedo, además, de que al vulgo la había dado por llamar a ese callejón el Callejón del Suspiro, porque decían que ahí se aparecía un fantasma suspirando.
Tres noches después de ese lamentable acontecimiento, precisamente en la noche de Santa Eduwiges, en una de las calles cercanas al ya temido callejón, se descompuso el carruaje de doña Delfina de Sotelo. Ella y sus dos hijoscaminaban después de salir de misa de gallo y se dirigían a su casa situada en la calle Joya. Doña Delfina propuso acortar la distancia cruzando por el tenebroso callejón.
La familia se aventuró por el callejón, y al poco tiempo la fantasma aparición bloqueo su paso emitiendo el espeluznante y tenebroso suspiro. Doña Delfina apenas tuvo tiempo de gritar y cayó muerta. Su hija al verla,desesperada abandonó el callejón víctima de indescriptible pánico. Corrió pidiendo auxilio y encontró a dos hombres que detuvieron su frenética carrera. La muchacha al
Verlos, sólo pudo decir, al tiempo que señalaba con su dedo al callejón:
-¡Allá en el callejón….! ¡Allá…! ¡Mi madre!
Y entonces se desmayó.
Los caballeros llegaron al callejón y sólo encontraron al pequeño hijo de doña Delfina...
tracking img